Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 26 de enero de 2012   |  Número 46
Acceda a nuestra hemeroteca


ACTUALIDAD
REGINA DALMAU, ESPECIALISTA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA Y DEL HOSPITAL LA PAZ DE MADRID
“Los nitratos inorgánicos no son sustancias potencialmente tóxicas, sino que pueden beneficiar al sistema vascular”
Investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo analizan las posibles causas de estos efectos

Redacción. Madrid
La Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda el consumo moderado de espinacas como prevención de enfermedades cardiovasculares, ya que un estudio ha demostrado que la ingesta de espinacas ayuda a reducir la presión arterial. Un equipo de investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia), ha demostrado que los nitratos inorgánicos, presentes en las verduras como las espinacas, tras entrar en contacto con las bacterias bucales producen óxido nítrico. Este óxido tiene un efecto vasodilatador en las arterias, que contribuye al control de la presión arterial.

La Dra. Regina Dalmau, miembro de la Sociedad Española del Corazón (SEC) y cardióloga de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital La Paz de Madrid, ha recordado que, “hasta hace poco, se creía que los nitratos procedentes de la dieta eran sustancias potencialmente tóxicas, pero ahora, gracias a este estudio, se ha descubierto que no solo no son perjudiciales, sino que pueden aportar un beneficio en el sistema vascular”.

Disminución de la presión arterial

El estudio se realizó en personas sanas, que consumieron tres veces a la semana pequeñas cantidades de espinacas, lo que correspondería a un plato. Tras realizarles un control, los investigadores notaron una disminución notable de la presión arterial.

“Es importante destacar que las personas que padezcan hipertensión arterial sigan tomando su medicación de forma normal, ya que el consumo de espinacas no es un tratamiento, sino una medida de prevención. Es importante mantener unos hábitos de vida cardiosaludables que incluyan el seguimiento de una dieta rica en frutas y verduras, la práctica de ejercicio y evitar hábitos nocivos como el tabaquismo”, ha advertido la doctora. La hipertensión, el factor de riesgo cardiovascular más prevalente, afecta en España a 11 millones de personas.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com