Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 12 de enero de 2012   |  Número 45
Acceda a nuestra hemeroteca


PUBLICACIONES CIENTÍFICAS
SEGÚN UN ESTUDIO PUBLICADO EN REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA (REC)
El antígeno carbohidrato 125 identifica pacientes con IC aguda a los que podría beneficiar el tratamiento con estatinas
Profesionales del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico de Valencia han identificado este biomarcador

Redacción. Madrid
El antígeno carbohidrato 125 detecta a los pacientes con insuficiencia cardiaca (IC) aguda que podrían reducir su mortalidad un 33 por ciento tras la administración de estatinas. Es la conclusión del estudio ‘Beneficios del tratamiento con estatinas según los valores plasmáticos del antígeno carbohidrato 125 tras un ingreso por insuficiencia cardiaca aguda’, realizado por profesionales del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Valencia y publicado en Revista Española de Cardiología (REC).

Parte del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico de Valencia, con Juan Sanchís (izq.), Pilar J. Oviedo, Vicent Bodí, Julio Núñez y Ángel Llácer, jefe del Departamento.

El Dr. Julio Núñez, miembro de la SEC y del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Valencia, ha explicado que “con este estudio se sugiere la importancia de prestar especial atención a los valores elevados de antígeno carbohidrato 125, independientemente de los valores del colesterol en sangre, de todos aquellos pacientes ingresados por insuficiencia cardiaca aguda, para poder determinar si el tratamiento con estatinas les será beneficioso a largo plazo, reduciendo así su riesgo de muerte”.

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha advertido de que la IC afecta a más de 1.200.000 españoles, tal y como muestran los registros del Instituto Nacional de Estadística en 2009. La inflamación es un proceso que se asocia a la progresión de la IC, de manera que las propiedades antiinflamatorias de las estatinas parecen ser idóneas para abordar el componente inflamatorio en los pacientes con IC avanzada. Aún así, la utilidad de este fármaco ha sido hasta ahora motivo de controversia, pues algunos estudios confirmaban sus beneficios en cuanto a reducción del riesgo de mortalidad de estos pacientes, pero otros los desmentían.

Efecto pronóstico diferencial

Por este motivo, y partiendo del supuesto de que los pacientes con IC aguda y valores de CA125 elevados (> 35 U/ml) constituyen un subgrupo de pacientes con una actividad inflamatoria elevada, el mencionado Servicio de Cardiología pretendió determinar si el tratamiento con estatinas tras un episodio de IC aguda tenía un efecto pronóstico diferencial, demostrando que los que presentaban este biomarcador elevado (antígeno carbohidrato 125) y eran tratados con estatinas, lograban reducir su riesgo de mortalidad a largo plazo en un 32,5 por ciento.

El trabajo ha estudiado prospectivamente una muestra de 1.222 pacientes ingresados consecutivamente entre el 1 de enero de 2004 y el 1 de noviembre de 2009 con un diagnóstico de IC aguda según la definición actual de las guías. De entre estos pacientes, se observaron valores elevados del antígeno carbohidrato 125 en 793 individuos (64,9 por ciento) y a 455 (37,2 por ciento) se les prescribieron estatinas. Se obtuvo sistemáticamente información sobre características demográficas, antecedentes patológicos, constantes vitales, electrocardiograma de 12 derivaciones, datos de laboratorio y uso de medicación, al ingreso y durante todo el curso hospitalario, con el empleo de cuestionarios de registro preestablecidos.

Asimismo, se efectuó un seguimiento de los pacientes hasta su muerte, y se les censuró para el análisis en caso de pérdida del seguimiento o de que se les hubiera practicado una sustitución valvular o un trasplante cardiaco. Finalmente, se determinó que entre los enfermos con antígeno carbohidrato elevado (125 > 35 U/ml), la mortalidad de los tratados con estatinas fue inferior (de 28 a 18,9 por ciento). Por el contrario, la mortalidad de aquellos con valores de antígeno carbohidrato no elevados (125 ≤ 35 U/ml) fue similar (17,6 frente a 16,3 por ciento).

En colaboración con hospitales de Alicante, Castellón y Los Ángeles

También han participado en este estudio Juan Sanchís, Eduardo Núñez, Ángel Llàcer (jefe del Servicio), Francisco J. Chorro, Vicent Bodí, Gema Miñana y Patricia Palau, del Clínico de Valencia; Gregg C. Fonarow, de la UCLA Division of Cardiology, Ahmanson-UCLA Cardiomyopathy Center, Los Angeles, California (Estados Unidos); Vicente Bertomeu-González y Vicente Bertomeu-Martínez, del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de San Juan de Alicante, y Lorenzo Fácila, del Servicio de Cardiología del Hospital Provincial de Castellón.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com