Actualidad

CONFERENCIA EUROPEA SOBRE ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Martínez Olmos: “El tiempo de demora en la atención y la calidad de la asistencia es peor en las mujeres”


Destaca el compromiso del Gobierno con la problemática de este tipo de patologías y el impulso del mismo durante la presidencia española

Félix Espoz / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
“Entre los objetivos de la presidencia española está el abordaje de las enfermedades cardiovasculares, ya que es la primera causa de muerte en Europa”. José Martínez Olmos, secretario general de Sanidad, identificaba así una de las prioridades en salud del Ejecutivo, a la vez que reconocía que hay puntos en los que hay que mejorar especialmente en España: “El tiempo de demora en la atención y la calidad de la asistencia es peor en las mujeres”, en relación a estas enfermedades.

Estas declaraciones las ha realizado en la apertura de la conferencia internacional sobre enfermedades cardiovasculares organizada por el Ministerio de Sanidad que reúne a destcados expertos de toda Europa para “reflexionar e identificar puntos débiles en las políticas de los Estados miembro”.

Según ha apuntado el secretario de Sanidad, en España las enfermedades cardiovasculares también son la primera causa de muerte, según los últimos datos, de 2007, se registraron 124.000 defunciones por este motivo, el 32 por ciento de todas las muertes en nuestro país. Paradójicamente, estas patologías “son prevenibles, por lo que hay que actuar para evitarlas a través de campañas de hábitos de vida saludables y trabajar en la detección precoz”.

Martínez Olmos, entre los esfuerzos españoles en este ámbito, ha destacado la estrategia en Cardiopatía Isquémica del Sistema Nacional de Salud o el interés que está demostrando el Gobierno en atajar factores de riesgo como el tabaco o la alimentación saludable. Ha explicado que la estrategia es “un ejemplo de coordinación entre políticas comunes en el marco de un país como España, altamente descentralizado, y un ejemplo de cómo se puede trabajar coordinadamente en el marco de la Unión Europea”.

Al analizar la situación en España, el secretario de Sanidad, ha explicado que el número de hombres y mujeres que padecen enfermedades de este tipo está aumentado por la mayor longevidad de la población y que “las diferencias de género son visibles en las tasas de mortalidad” ya que, mientras que los hombres tienen las más altas tasas de mortalidad, las mujeres presentan “las mayores tasas brutas de mortalidad y el número absoluto de muertes”. Según Martínez Olmos: “la demora en la atención y las características de la misma es diferente en hombres y mujeres, empeorando el pronóstico para ellas”.