Servicio a fondo

HOSPITAL INFANTA CRISTINA DE BADAJOZ

La Unidad de Cirugía Cardiovascular ofrece atención integral y continua a los pacientes


La Junta ha destinado 1,2 millones a las nuevas dependencias del complejo hospitalario extremeño
JPEG - 59.8 KB
Antonio Merchán, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Infanta Cristina de Badajoz.

Redacción. Badajoz La Unidad de Cirugía Cardiovascular del Hospital Infanta Cristina de Badajoz proporciona “atención integral y continua” a los pacientes de Cardiología por parte de los propios cirujanos. El Servicio de Cardiología está dirigido por Antonio Merchán, mientras que el jefe de Sección es José Ramón López Mínguez. También atienden esta unidad otros cinco facultativos especialistas de Área (FEAS) y una supervisora. El área de hospitalización está atendida, además, por siete enfermeras y seis auxiliares de Enfermería; mientras que la Unidad de Cuidados Postoperatorios cuenta con un anestesiólogo las 24 horas y 11 enfermeras y seis auxiliares de Enfermería.

La Unidad de Cirugía Cardiovascular del Hospital Infanta Cristina de Badajoz fue inaugurada por la consejera de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura, María Jesús Mejuto, el pasado mes de noviembre, si bien lleva algunos meses más en funcionamiento. Según recordó Mejuto, esta nueva unidad es la tercera de estas características que funciona en un centro sanitario español. También ha destacado que su puesta en funcionamiento y organización de actividad posibilita que no exista lista de espera, pues los pacientes se intervienen una vez que están preparados, y luego continúan el postoperatorio y su vigilancia en la misma unidad.

La Junta ha dedicado a la puesta en marcha de la unidad un total de 1,2 millones de euros, de los que la mitad se han destinado a equipamiento, mientras que los otros 600.000 euros es el presupuesto de la obra de remodelación de la planta.

La unidad cuenta con dependencias para la hospitalización convencional, con 14 camas en siete habitaciones dobles estándar, con cuarto de baño, televisión y demás mobiliario; además de una unidad de cuidados postoperatorios (UCP), con ocho boxes, uno de ellos aislado, para cuidados postquirúrgicos inmediatos. La unidad está dotada con monitorización centralizada y resto de equipamiento especializado.

La Unidad de Cirugía Cardiovascular se completa con la Unidad de Crónicos con tres boxes, actualmente sin utilizar por falta de dotación de personal y que habrá que complementar en un futuro, y se dedicará a los pacientes que sobrepasen con creces el tiempo estándar establecido en la UCP y que necesiten una vigilancia intensiva previa a la hospitalización convencional.

Además, dispone de zona administrativa, vestuario para los familiares, dormitorio médico de guardia y zonas de apoyo logístico que están en la zona “externa” de la misma.

En cuanto a la actividad asistencial, el Servicio de Cirugía Cardiaca presenta unos datos de actividad y de calidad “altamente satisfactorios”, según comentó la consejera, ya que es más eficiente que los servicios de su nivel, con menor mortalidad y complicaciones.

JPEG - 41.6 KB
Profesionales del Área de Hospitalización.