Enfermería cardiológica

Hospital Carlos Haya de Málaga

Celso Lopezosa: “Es muy importante ponerse en el lugar del paciente al que le han colocado un stent”


Un programa aporta información sobre la enfermedad y sobre hábitos de vida saludable

Félix Espoz. Madrid
El Hospital Carlos Haya de Málaga ha puesto en marcha el programa ¿Cómo cambia mi vida con un stent?, que aporta información a los pacientes sobre por qué se les ha realizado una revascularización y colocado un stent, y sobre hábitos de vida saludable para evitar nuevos riesgos, según explica Celso Lopezosa, del Laboratorio de Hemodinámica del centro.

¿Por qué nace el programa?

Los profesionales de enfermería del Hospital Carlos Haya de Málaga llevamos a cabo un programa educativo en el Laboratorio de Hemodinámica. El objetivo es responder a la necesidad de información que tienen los pacientes después de la revascularización de una arteria coronaria. Hemos empezado en enero de este año. También nos planteamos saber el grado de satisfacción del paciente hacia este programa de formación.

¿Cómo ha ido evolucionando el programa?

En un primer término queremos dar información a los pacientes después de la revascularización de una arteria coronaria y con el programa de educación estos pacientes cobren conciencia acerca de los hábitos que les han llevado a su estado de salud.

En una segunda fase, que empezará en octubre, queremos analizar la efectividad que está teniendo el programa en los pacientes.

¿En qué consiste el programa?

El programa consta de dos charlas informativas para aquellos pacientes que necesitan una revascularización. La primera charla se imparte al final de procedimiento, en la sala de recuperación, donde se le pide permiso para participar en el programa. Se les da una primera sesión informativa sobre en qué ha consistido el proceso al que ha sido sometido.

La segunda charla se realiza en la habitación del paciente. Se le explica detalladamente que es la cardiopatía coronaria, cómo se produce, y en qué consiste la implantación de un stent. Además de qué cosas debe hacer a partir de ese momento para mejorar su calidad de vida. Se le entrega al final de la charla un tríptico con información.

Al final del programa le pasamos al paciente un cuestionario que nos ayuda a modificar ciertas cosas del programa y la calidad percibida por el paciente al final del programa es muy alta.

¿Cómo se encuentra anímicamente el paciente tras este procedimiento?

Los profesionales sanitarios tras colocar la malla metálica tenemos la obligación de informar, no sólo de lo que les hemos hecho, sino de qué cosas debe cambiar. Y es lo que nos demandaban los pacientes, tener más información de las que le estábamos dando.

¿Los pacientes acogen bien los consejos?

En principio sí. Pero tendremos más información sobre la eficacia de los mensajes en la segunda parte del programa. A partir de octubre recuperaremos a los pacientes para saber cómo han controlado los pacientes los factores de riesgo. Hasta ahora, los pacientes salen bastantes concienciados de los hábitos que les llevaron a esta situación. Analizaremos cerca de 140 pacientes.

Los pacientes, una vez que se les ha realizado el cateterismo y se les ha dado alta, se derivan a un grupo de mejora de pacientes coronarios, en el que mensualmente reciben charlas relacionadas con hábitos de vida saludable. En estas reuniones se ven reforzados por las experiencias de otros pacientes.

¿Qué tan importante es la empatía en estos casos?

Muy importante, hay que ponerse en el lugar del paciente. Te pones en el lugar de un paciente de cincuenta años al que le acaban de colocar un stent y las dudas que le asaltan y te gustaría tener información sobre qué me ha pasado y qué debo hacer para que no me vuelva a pasar. Creo que con más empatía entre profesionales y pacientes muchas cosas mejorarían.

La información es importante para que el paciente sepa cómo actuar en circunstancias que atañe a su salud.

Esta iniciativa está integrada en el Plan Integral de Atención a la Cardiopatía de Andalucía (2005-2010) que se marcó como objetivo la mejora de la comunicación y la información al ciudadano.