Cardiología autonómica

TODOS LOS GRUPOS, SALVO PP Y UPD, CONTRA LA PROPUESTA

Osakidetza rechaza definitivamente la concertación de la cirugía cardiaca en Álava


Los presupuestos habían reservado 1,7 millones de euros a este fin

Redacción. Bilbao
El Parlamento vasco ha rechazado este jueves una propuesta del PP en la que se instaba al Departamento de Sanidad a aprobar un concierto sanitario para que los enfermos alaveses de corazón puedan someterse a cirugía cardiaca en este territorio sin necesidad de desplazarse a Vizcaya y Guipúzcoa. Tan sólo los propios ’populares’ votaron a favor del texto, que recibió el rechazo del resto de grupos salvo UPyD, que se abstuvo en la votación.

JPEG - 5.1 KB
Carmelo Barrio.

En lugar de esta iniciativa, el pleno de control de la Cámara autonómica aprobó una enmienda a la totalidad de EB que instaba al Ejecutivo a "priorizar con recursos de titularidad pública las prestaciones sanitarias de cirugía cardiovascular, garantizando la calidad y la satisfacción de las necesidades, siguiendo las recomendaciones de las sociedades científicas internacionales". Todos los grupos, salvo el PP, que se abstuvo, apoyaron esta enmienda.

La posibilidad de que los enfermos alaveses de corazón puedan someterse a operaciones de cirugía cardiaca en el territorio (ahora deben trasladarse a Vizcaya o Guipúzcoa) es una reivindicación que mantiene desde hace años el PP y la asociación ’Bihotz Bizi’.

Aunque la implantación de este servicio a través de un concierto con una clínica alavesa tenía reservada una partida de 1,7 millones de euros en los Presupuestos de este año el Departamento de Sanidad, de momento, no tiene previsto ponerlo en marcha, algo que ha disgustado a los populares que , por boca de su portavoz, Carmelo Barrio han acusado a los socialistas de incurrir en "un incumplimiento grave de los compromisos presupuestarios". Asimismo, Barrio rechazó que el escaso número de operaciones que se llevarían a cabo en Álava cuestione la calidad y la seguridad de las intervenciones cardiacas que se realizan en el territorio, un argumento que fue utilizado por el PSE y otras formaciones. Sólo en centros especializados.

Sin embrago, para el PSE-EE, la concertación de la cirugía cardíaca no está justificada. En este sentido, la parlamentaria Blanca Roncal recordó, como ya lo hiciera hace quince días en la reunión de la Comisión de Sanidad, que mientras que en 2005, un total de 118 alaveses requirieron cirugía cardiaca, esta cifra se redujo el año pasado a 77 debido a que la mejora de los tratamientos reduce la necesidad de recurrir a "cirugía más agresiva". Además, subrayó que en algunos países se recomienda que la cirugía de este tipo no se practique en centros en los que no se llegue a las 600 operaciones al año. Asimismo, destacó la necesidad de "racionalizar" el gasto público.

Por su parte el portavoz del PNV Javier Carro destacó la necesidad de que las operaciones se lleven a cabo "donde mayor calidad" se garantice en la prestación del servicio, mientras que desde Aralar, Oxel Erostarbe se mostró partidario de una sanidad pública que "asuma todos los servicios". Mikel Arana, de EB, afirmó que la concertación de un servicio de este tipo "no es la mejor solución". El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, manifestó que en momentos de crisis "hay que racionalizar" los servicios públicos.