Cardiología autonómica

EN PACIENTES CON SÍNTOMAS DE FATIGA

Manises investiga la detección de anomalías cardiacas con un sencillo análisis de sangre


La investigación ha sido premiada por la Sociedad Valenciana de Cardiología

Redacción. Valencia
El Servicio de Cardiología del Hospital de Manises ha sido premiado por la Sociedad Valenciana de Cardiología por su investigación acerca de la aplicación de una sencilla prueba con la que se facilitará el diagnóstico de pacientes con problemas cardiacos.

El estudio que están desarrollando permitirá constatar la validez de un test diagnóstico en sangre para detectar alteraciones cardiacas en pacientes que presentan síntomas de fatiga. La investigación, además, pretende confirmar si esta prueba podría realizarse en los centros de salud para identificar pacientes con alteraciones cardiacas potencialmente graves.

“La principal aportación de la investigación es que permitirá constatar si es factible el uso de esta sencilla prueba sanguínea en los centros de salud, lo que sin duda, permitirá la detección precoz, ya en Atención Primaria de problemas cardíacos en pacientes con síntomas de dudoso origen y evitar, por otro, demoras y derivaciones innecesarias a los especialistas”, destaca, el doctor Pedro Rollán, jefe del Servicio de Cardiología del centro y miembro del equipo investigador compuesto por los doctores Moro, Santas y Soriano.

Con este sencillo análisis, se pretende identificar a los pacientes en los que los que se obtendría un mayor rendimiento diagnóstico con la realización de un ecocardiograma y por otro lado se evitarían exploraciones innecesarias.

Para ello, el Hospital de Manises está analizando la aplicación del test en más de 100 pacientes con síntomas de fatiga y dificultad respiratoria con el esfuerzo, y que han sido derivados desde cualquier centro de salud del departamento. En estos pacientes se estudian los niveles en sangre de la proteína NT-proBNP, que está relacionada con la denominada ‘disnea cardíaca’. “Además de registrar los valores de esta proteína se les realiza también un ecocardiograma y se comparan los resultados obtenidos en ambas pruebas para ver si existe una correlación significativa entre ambas”, destaca Carlos Soriano, uno de los miembros del equipo investigador.

En este sentido, la investigación también pretende establecer un “umbral de riesgo”, es decir, qué niveles de la proteína NT-proBNP pueden ser indicadores de un pronóstico adverso. “Además de su aplicación práctica, el estudio también pretende profundizar en el conocimiento de las causas cardiacas de los síntomas de fatiga y dificultad respiratoria y determinar si el origen de la alteración cardiaca tiene un componente sistólico o diastólico, lo que nos permitirá avanzar en el tratamiento”, destaca Enrique Santas.

Mayor de 50 años con factores de riesgo asociados

El perfil del paciente estudiado es el de una persona de mediana-avanzada edad, generalmente mayor de 50 años, que presenta factores de riesgo cardiovascular asociados, como obesidad, tabaquismo, o sedentarismo “Nos encontramos con personas que, sin estar aparentemente graves, tienen algún tipo de dificultad respiratoria: cualquier tarea cotidiana les produce fatiga. Generalmente estas personas cuentan también con factores de riesgo asociados ya que no realizan ejercicio o tienen sobrepeso derivado de una alimentación incorrecta”, señala Moro.