Cardiología autonómica

VII REUNIÓN SOBRE ESTA ESPECIALIDAD EN ZARAGOZA

El Miguel Servet realiza 92 trasplantes cardiacos en 10 años


La primera intervención de este tipo en el centro se llevó a cabo el 30 de marzo de 2000

Redacción. Zaragoza
Desde que el 30 de marzo del año 2000 el grupo de Cirugía Cardiaca del Hospital Miguel Servet, en Zaragoza, realizara con éxito el primer trasplante de corazón en Aragón, otras 92 personas (a fecha de 15 de marzo de 2010) han sido sometidas a esta intervención quirúrgica en este hospital, centro de referencia en la comunidad.

JPEG - 38.4 KB
Julián Pérez Villacastín, Ana Sesé y Luis Almenar.

Coincidiendo con este aniversario, Zaragoza ha acogido la séptima reunión de Insuficiencia Cardiaca y Trasplantes, un encuentro en el que se dan cita especialistas de todo el país. En su inauguración, la gerente del Servicio de Salud, Ana Sesé, ha subrayado que en Aragón en estos 10 años “hemos desarrollado diferentes medidas como la potenciación y mejora de la cartera de servicios, la incorporación y renovación del equipamiento tecnológico de nuestros centros o el impulso a la investigación biomédica”.

Desde el Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón se trabaja con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes que padecen esta enfermedad. “En Aragón creamos en 1997 una unidad de insuficiencia cardiaca en el Hospital Miguel Servet, y en 2000 se inició el programa de trasplante cardiaco que actualmente está completamente asentado”, ha señalado Ana Sesé.

Las cardiólogas Marisa Sanz y Teresa Blasco destacan que a lo largo de estos diez años ha habido avances de técnica quirúrgica y farmacológica que han permitido una mayor calidad de vida de los pacientes, así como un aumento de la supervivencia.

Cambios importantes

El trasplante cardiaco significó en su momento una ambición muy importante para Aragón, ya que implicaba que sus ciudadanos pudieran disponer de una prestación de gran complejidad técnica a cargo de Cirugía Cardiaca sin tener que marchar a otras comunidades.

El reto también se afrontaba en cuanto a su gestión en el sistema sanitario como formación de los profesionales, coordinación de todos los servicios y estamentos profesionales implicados, puesta en marcha de protocolos y, por supuesto, incremento de actividad.

Antes del primer trasplante, los pacientes que requerían esta intervención eran valorados por la doctora Sanz y remitidos a hospitales de otras Comunidades Autónomas, donde se les operaba y se les hacía el seguimiento.

De la docena de enfermos que atendía esta especialista en un día a la semana de consulta, se ha pasado a cuatro días a la semana de consulta con dos cardiólogas para la valoración de los candidatos a trasplante y el seguimiento de los que ya han recibido el nuevo órgano, que requieren controles que van prolongando su frecuencia según la evolución.

"Valoramos a todos aquellos pacientes que en un momento determinado pueden necesitar un trasplante y en este momento son 400. Eso no significa que estén en lista de espera ya, pero sí que les vamos haciendo un seguimiento", explica la doctora Sanz para añadir que "cuando valoramos que ya ha llegado el momento, estudiamos cada caso en una sesión conjunta médico-quirúrgica y entonces ya pasa a lista de espera".

En la actualidad, hay tres pacientes en espera de un corazón. El tiempo que se demore su entrada a quirófano depende únicamente de la disponibilidad de órganos adecuados.