Actualidad

ESTUDIO EN 3.770 PERSONAS DE 7 CIUDADES ESPAÑOLAS

El diagnóstico de arteriosclerosis de carótida predice posibles eventos cardiovasculares


El Clínico de Madrid organiza la V Reunión Anual de Cardiorresonancia y TAC

Redacción. Madrid
Un total de 34 ponentes de 17 hospitales españoles se han dado cita en la V Reunión Anual de Cardiorresonancia y TAC, celebrada en el Hospital Clínico San Carlos los pasados días 12 y 13 de abril y en la que se abordaron los últimos avances en las técnicas de imagen para el estudio del corazón. La Jornada fue organizada por el Instituto Cardiovascular de este centro hospitalario, dirigido por José Luis Zamorano.

GIF - 40.3 KB
Juan Arrazola, jefe del Servicio de Radiodiagnóstico; Carlos Macaya, jefe del Servicio de Cardiología y Zamorano.

Entre los avances presentados destaca un estudio dirigido por Zamorano, B. Coll, del Hospital de Lérida, y la Fundación Española del Corazón, cuyas conclusiones muestran que el diagnóstico de arteriosclerosis de carótida predice posibles eventos cardiovasculares. El estudio fue realizado el pasado año con la participación de 3.770 personas de 7 ciudades españolas.

En dicho estudio se detectó asimismo que el 25,1 por ciento de la población española estudiada presenta placas de ateroma por lo que se concluye que proyectos como el realizado con motivo de las semanas del corazón deberían extenderse para prevenir los eventos cardiovasculares.

La última incorporación tecnológica en el campo de técnicas de imagen aplicadas en cardiología ha sido la resonancia magnética cardiaca, gracias a la cual se obtienen imágenes diagnósticas muy precisas sin introducir ningún catéter en el corazón del paciente, lo que facilita el diagnóstico y posterior tratamiento.

La cardiorresonancia constituye el método diagnóstico no invasivo más habitualmente utilizado en el estudio de las enfermedades cardiovasculares. Permite la obtención de imágenes del corazón, su funcionamiento y morfología, en tiempo real. Analiza tanto la anatomía de las arterias (si tienen placas de ateroma) como la repercusión de estas estenosis en el flujo de las arterias, lo que constituye un gran paso adelante en el diagnóstico cardiovascular.

Según Zamorano, “la cardiorresonancia proporciona a los especialistas una información panorámica detallada de la anatomía cardiaca y extracardiaca, lo que permite hacer un estudio muy preciso de la patología del corazón y aplicar por tanto el tratamiento adecuado a la misma”.

En esta quinta edición, se ha hecho hincapié en la importancia de la utilización de estas técnicas de imagen para la realización de un diagnóstico preventivo, es decir, antes de que aparezca la enfermedad coronaria. Otros temas abordados han sido la integración de las técnicas de imagen en el diagnóstico clínico; la perfusión miocárdica; las valvulopatías con cardiorresonancia y TAC; miocardiopatias y miocarditis; la aorta y nuevas técnicas de imagen.