Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 16 de noviembre de 2011   |  Número 42
Acceda a nuestra hemeroteca


PUBLICACIONES CIENTÍFICAS
SEGÚN UN ESTUDIO PUBLICADO EN ‘CIRCULATION’
Un tercio de pacientes con hipertensión pulmonar tromboembólica crónica no reciben el tratamiento adecuado
Los hospitales Clínico de Barcelona y 12 de Octubre de Madrid participan en la elaboración del registro internacional

Redacción. Madrid
La hipertensión pulmonar tromboembólica crónica (HPTC) es a menudo secuela del tromboembolismo venoso con un desarrollo fatal; sin embargo, en algunos casos puede ser tratada por endarterectomía pulmonar. Las características clínicas y el tratamiento actual de los pacientes registrados han sido investigados en un estudio internacional, publicado recientemente en Circulation, en el que han participado Joan Albert Barberá, neumólogo del Hospital Clínic-CIBER Enfermedades Respiratorias de Barcelona, y Miguel Ángel Gómez-Sánchez, responsable de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca e Hipertensión Pulmonar del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid. Entre las conclusiones del trabajo, titulado ‘Chronic Thromboembolic Pulmonary Hypertension (CTEPH): Results From an International Prospective Registry’, sus autores han destacado que alrededor de un tercio de los pacientes con HPTC no reciben un tratamiento adecuado.

Joan Albert Barberá (izq.), neumólogo del Hospital Clínic-CIBER Enfermedades Respiratorias de Barcelona, y Miguel Ángel Gómez-Sánchez, responsable de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca e Hipertensión Pulmonar del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid.

El registro internacional incluyó a 679 pacientes recién diagnosticados (seis meses) con HPTC, desde febrero de 2007 hasta enero de 2009. El diagnóstico fue confirmado por el cateterismo cardiaco derecho, gammagrafía pulmonar de ventilación, tomografía computarizada y/o angiografía pulmonar. En el momento del diagnóstico, había pasado una media de 14,1 meses desde los primeros síntomas; 427 pacientes (62,9 por ciento) se consideraron operables; 247 (36,4 por ciento), inoperables, y 5 (0,7 por ciento) no tenían datos suficientes. En total, 386 pacientes (56,8 por ciento, desde 12,0 a 60,9 por ciento en todos los países) se sometieron a la cirugía.

Resultados del registro

Los pacientes aprobados para la operación no difieren de los demás, en cuanto a los criterios de la New York Heart Association y de la hemodinámica. Una historia de embolia pulmonar aguda se produjo en el 74,8 por ciento de los pacientes (77,5 por ciento operable, el 70 por ciento inoperable). Condiciones asociadas incluyen trastornos trombofílicos en el 31,9 por ciento de los casos (37,1 por ciento operable, el 23,5 por ciento no operable), y la esplenectomía en el 3,4 por ciento de los pacientes (1,9 por ciento operable, el 5,7 por ciento no operable). En el momento del diagnóstico HPTC, el 37,7 por ciento de los pacientes sufrieron al menos una hipertensión arterial pulmonar, controlada por terapia (28,3 por ciento operable, el 53,8 por ciento no operable). La endarterectomía pulmonar se realizó con una tasa de mortalidad documentada del 4,7 por ciento.

Entre las conclusiones, sus autores han destacado que pese a las similitudes en la presentación clínica, los pacientes con HPTC operables y no operables pueden tener distintas circunstancias médicas asociadas. Las tasas de operabilidad varían considerablemente entre países, y un número importante de pacientes (tanto operables como no) no reciben de forma adecuada los tratamientos dirigidos para hipertensión arterial pulmonar. (Circulation. 2011; 124:1973-1981.)

Participantes en la elaboración del trabajo

Aparte de los dos autores españoles, también han firmado este trabajo Joanna Pepke-Zaba, Marion Delcroix, Irene Lang, Eckhard Mayer, Pavel Jansa, David Ambroz, Carmen Treacy, Andrea M, D’Armini, Marco Morsolini, Repke Snijder, Paul Bresser, Adam Torbicki, Bent Kristensen, Jerzy Lewczuk, Iveta Simkova, Marc de Perrot, Marius M. Hoeper, Sean Gaine, Rudolf Speich, Gabor Kovacs, Abdul Monem Hamid, Xavier Jaïs y Gerald Simonneau.

Y el resto de hospitales que han intervenido en la elaboración del registro son el Papworth Hospital de Cambridge (Reino Unido); University Hospital Gasthuisberg, Leuven (Bélgica); Medical University of Vienna (Austria); Kerckhoff Heart and Lung Center, Bad Nauheim (Alemania); Clinical Department of Cardiology and Angiology of the First Faculty of Medicine and General Teaching Hospital de Praga (República Checa); San Matteo Hospital, University of Pavia (Italia); St. Antonius Ziekenhuis, Nieuwegein (Holanda); Academic Medical Center, Amsterdam (Holanda); Insitute Tuberculosis and Lung Diseases, Warszawa (Polonia); Aarhus University Hospital, Skejby, Aarhus (Dinamarca); Regional Hospital and Medical University, Wroclaw (Polonia); Slovak Medical University and National Institute of Cardiovascular Diseases, Bratislava (Eslovaquia); Toronto General Hospital (Canadá); Medizinische Hochschule Hannover (Alemania); Mater Misericordiae University Hospital, Dublin (Irlanda); Universitätshospital Zürich, Zürich (Suiza); Medical University of Graz (Austria); University Paris Sud (Paris XI) y INSERM U 999, Hôpital Antoine Béclère, Clamart (Francia).

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com