Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 28 de enero de 2011   |  Número 25
Acceda a nuestra hemeroteca


 

servicio a fondo
VICENTE FERNÁNDEZ VALLEJO ES EL MÁXIMO RESPONSABLE DE LA UNIDAD
Hemodinámica del Hospital de Ciudad Real consolida su cartera de servicios con la valvuloplastia mitral
La plantilla está formada por tres facultativos, tres enfermeras, tres auxiliares de enfermería, un auxiliar administrativo y un celador

Redacción. Ciudad Real
El Servicio de Hemodinámica del Hospital General de Ciudad Real, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, continúa avanzando para consolidar su cartera de prestaciones incorporando nuevas técnicas, entre ellas, las destinadas al cierre y apertura de orificios de estructuras anatómicas con el objetivo de solucionar anomalías congénitas que conllevan un riesgo en la salud de los pacientes.

Vicente Fernández Vallejo.

La plantilla de la unidad de Hemodinámica está compuesta por tres facultativos, uno de ellos el jefe del servicio, Vicente Fernández Vallejo, tres enfermeras, tres auxiliares de enfermería, un auxiliar administrativo y un celador.

Los profesionales del Servicio de Hemodinámica del Hospital General de Ciudad Real, que dirige Vicente Fernández Vallejo.

El equipamiento del área consiste en una mesa de exploración, un equipo intensificador de rayos, un sistema de poligrafía computerizada para monitorización de constantes y registro de presiones, un sistema de registro digital de imágenes para realizar técnicas diagnósticas e intervencionistas, inyectores de contrastes y diverso material específico como catéteres, balones de dilatación y stent.

Si en los últimos meses el Servicio introdujo el cerramiento del foramen oval permeable y el cerramiento de ductus arterioso persistente, recientemente sus profesionales han realizado una valvuloplastia mitral, un procedimiento terapéutico que pretende dilatar la estrechez de algunas de las válvulas cardiacas.

La valvuloplastia mitral vía percutánea consiste en la dilatación de una válvula que está obstruida y que impide un flujo correcto de la sangre desde la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo. La técnica para resolver este problema consiste en la introducción de una prótesis, que contiene un balón de dilatación, mediante un catéter que se introduce a través de la pierna y que llega hasta la válvula del corazón que está obstruida. Cuando llegan hasta el punto de máxima estrechez del órgano, los hemodinamistas hinchan la prótesis liberando esa oclusión.

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, atiende a las explicaciones de Fernando Lozano, especialista del hospital manchego, durante su visita realizada en febrero de 2010.

A continuación, cuando la válvula vuelve a estar abierta correctamente, deshinchan el balón de dilatación, y lo extraen junto al catéter. Con este procedimiento, el paciente no tiene que pasar por quirófano y además tiene una rápida recuperación, ya que en veinticuatro horas recibe el alta médica. La causa más frecuente de la estenosis mitral es la fiebre reumática, respuesta auto-inmune a una infección estreptocócica, aunque también puede deberse a enfermedades congénitas o degenerativas, que afectan al corazón.

El Servicio de Hemodinámica fue una de las nuevas prestaciones que se incorporaron con la apertura del Hospital General de Ciudad Real. Tras cinco años de actividad, el año pasado fue reconocido -junto a los Servicios de Cardiología y Medicina Intensiva- con uno de los Premios TOP 20 en el Área de Corazón, en la categoría de hospitales del Sistema Nacional de Salud como especialidad de referencia.

En el Hospital General de Ciudad Real, el Servicio de Hemodinámica desarrolla dos vertientes diagnósticas: por un lado, conocer el estado de la función cardiaca a través de la técnica del cateterismo y la detección de lesiones coronarias mediante la coronariografía, y, por otro lado, la actitud terapéutica que se centra en el abordaje de lesiones coronarias, con la utilización de la técnica de la angioplastia, como paso previo y alternativo en muchos de los casos a la cirugía cardiaca. El Servicio de Hemodinámica del hospital ciudadrealeño realizó durante 2009 unos 1.500 procedimientos diagnósticos, de los cuales más del 50 por ciento se convirtieron en procedimientos intervencionistas.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com