Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 07 de julio de 2011   |  Número 36
Acceda a nuestra hemeroteca


cardiología autonómica
INTERVENCIÓN DEL COMPLEJO HOSPITALARIO A CORUÑA
Segundo corazón artificial en Galicia para un bebé con insuficiencia cardíaca
La pequeña, que padece una miocardioptía dilatada, está a la espera de un trasplante

Redacción. Santiago de Compostela
El Complejo Hospitalario Universitario A Coruña (CHUAC) ha instalado por segunda vez en Galicia un corazón artificial a un bebé de cuatro meses con insuficiencia cardíaca a la espera de ser trasplantado.

Francisco Portela, jefe de Cirugía
Cardiaca Infantil del T. Herrera.

Según ha informado el CHUAC, la niña de cuatro meses y medio de edad y cinco kilos de peso permanece ingresada estable en la unidad de cuidados intensivos pediátricos del Hospital Teresa Herrera de A Coruña, después de que le fuera implantado un dispositivo de asistencia ventricular por el equipo de cirujanos cardiacos del hospital coruñés.

La pequeña padecía una miocardioptía dilatada, "patología cardíaca muy rara en pacientes de este edad", han puntualizado desde el CHUAC. Una vez diagnosticada, la única solución a su enfermedad pasaba por la realización de un trasplante, pero debido a la escasez de órganos en enfermos de tan corta edad, este dispositivo artificial era la única alternativa para mantenerla con vida hasta la llegada de un órgano compatible con ella.

La paciente fue tratada con fármacos mientras se le realizaban las pruebas y se le diagnosticaba la miocardiopatía dilatada, pero los medicamentos no conseguían mejorar su estado, por lo que el equipo médico que le atendió decidió conectarla al sistema de asistencia ventricular.

Este sistema artificial pesa unos 250 gramos y va pegado al abdomen del bebé. Bombea sangre desde el ventrículo izquierdo del corazón y de ahí hacia la aorta, el principal vaso sanguíneo del cuerpo. Este dispositivo de asistencia cardíaca obliga al paciente a permanecer ingresado en el hospital hasta que recibe el trasplante, ya que requiere de unos cuidados y un manejo muy específico.

Anteriormente, había sido un niño de dos meses de edad y cuatro kilos de peso el que recibió este dispositivo en el Hospital Teresa Herrera, quien presentaba una anomalía cardíaca que necesitaba un trasplante. En la actualidad, este menor está trasplantado y "hace vida normal", ha destacado el CHUAC.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com