Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 15 de octubre de 2012   |  Número 60
Acceda a nuestra hemeroteca


CARDIOLOGÍA AUTONÓMICA
EL CENTRO ALICANTINO RECIBE EL GALARDÓN DE LA REAL ACADEMIA DE MEDICINA DE LA COMUNIDAD VALENCIANA
Premio para una una investigación sobre el índice tobillo-brazo del Hospital San Juan
El Dr. Juan Quiles, principal investigador, ha sido nombrado Académico Correspondiente

Redacción. Alicante
El Servicio de Cardiología del Hospital Universitario San Juan de Alicante ha recibido el Premio de la Fundación García-Conde, que entrega la Real Academia de Medicina de la Comunidad Valenciana al mejor artículo sobre diabetes publicado en una revista profesional desde octubre de 2010 a septiembre de 2011. El artículo premiado, ‘Combinación de índice tobillo-brazo y la diabetes mellitus para predecir eventos cardiovasculares y la mortalidad tras un síndrome coronario agudo’, fue publicado en la revista International Journal of Cardiology, y es uno de los diversos artículos que se han publicado del estudio PAMISCA. Dicho estudio estuvo liderado desde el Servicio de Cardiología del Hospital San Juan y promovido por la Sección de Hipertensión Arterial de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en el que participaron 94 hospitales de toda España.

El cardiólogo Juan Quiles, en el momento de recoger el diploma que le acredita como Académico Correspondiente de la Real Academia de Medicina de la Comunidad Valenciana.
 

El premio recibido por el Servicio de Cardiología tiene una periodicidad anual y está dotado con 3.000 euros, así como el título de Académico Correspondiente de la Real Academia de Medicina de la Comunidad al primer firmante, que en este caso es el Dr. Juan Quiles. Este especialista ha ofrecido una conferencia sobre este estudio en el acto de entrega de diplomas y medallas acreditativas. El texto de esta ponencia será publicado en el volumen correspondiente a las actividades anuales de la Academia.

El trabajo premiado ha estudiado y ha seguido durante un año a 1.054 pacientes que habían sido dados de alta tras sufrir un síndrome coronario agudo. Se les realizó una prueba llamada índice tobillo-brazo, que sirve para averiguar si el enfermo tiene enfermedad arterial (vascular) periférica.

El cardiólogo Juan Quiles, del centro alicantino, ha explicado que “los pacientes con enfermedad vascular periférica, al igual que los diabéticos, presentan un riesgo dos veces superior de sufrir complicaciones cardiovasculares que los pacientes que no presentan estas patologías”. “Asimismo, los pacientes con ambas patologías de forma simultánea, incrementaron notablemente su riesgo, de tal forma que presentaban una mortalidad total al año cuatro veces superior y una mortalidad cardiovascular seis veces superior a la de los pacientes que no tenían ninguna de estas dos condiciones”, ha indicado.

Predictores del riesgo cardiovascular

Los expertos han recordado que la diabetes mellitus y la enfermedad vascular periférica son importantes predictores del riesgo cardiovascular. Sin embargo, la enfermedad arterial periférica es a menudo asintomática y hay pocos datos de su valor pronóstico en el contexto del síndrome coronario agudo. “En nuestro estudio encontramos que en pacientes que han sufrido un síndrome coronario agudo la prevalencia tanto de diabetes como de enfermedad vascular es muy elevada (alrededor del 40 por ciento) y esta última tan solo era conocida con anterioridad en menos de un 10 por ciento de pacientes”, ha dicho el Dr. Quiles.

La novedad de este artículo reside en que, mediante una técnica muy sencilla, como es el índice tobillo-brazo, es posible “detectar esta elevada prevalencia y demostrar que la enfermedad arterial periférica tiene un valor pronóstico importante, similar al de la diabetes mellitus”. De esta forma, ambos marcadores se complementan para identificar a una población de muy alto riesgo de sufrir eventos cardiovasculares, lo que permitiría intensificar los tratamientos de prevención en esos pacientes.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com