Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 07 de abril de 2011   |  Número 30
Acceda a nuestra hemeroteca


SERVICIO A FONDO
AMPLIACIÓN DE LA CARTERA DE SERVICIOS EN EL ÁREA DE CARDIOLOGÍA DEL HOSPITAL DE TALAVERA
Nuestra Señora del Prado incluye la resincronización y un nuevo ecocardiógrafo
Marta Pachón y Sara Moreno son las responsables de la Unidad de Arritmias del centro toledano

Redacción. Imagen: Miguel Ángel Escobar. Talavera (Toledo)
El Hospital General Nuestra Señora del Prado, de Talavera de la Reina (Toledo), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha incrementado su capacidad asistencial con la inclusión del desfibrilador-resincronizador para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca avanzada. El dispositivo de resincronización va acompañado de un sistema que permite la detección y tratamiento de arritmias ventriculares malignas (desfibrilador).
 

Marta Pachón explica "la apuesta" por la Electrofisiología del Hospital de Talavera.

Según Sara Moreno, en su Unidad se realiza “una valoración global del paciente”.


Los expertos recuerdan que el tratamiento con desfibrilador-resincronizador es un avance fundamental para la insuficiencia cardiaca avanzada, y ha demostrado beneficios a todos los niveles mejorando la supervivencia, la capacidad funcional y la calidad de vida de estos pacientes, además de una mejoría en el deterioro estructural cardiaco. La resincronización lleva dos electrodos al corazón, a través de una vena situada bajo la clavícula, uno al ventrículo derecho y otro, el más complicado, al ventrículo izquierdo. Estimulando ambos electrodos, es posible conseguir una contracción más ordenada y efectiva del corazón. Además, con un tercer electrodo colocado en la aurícula derecha se consigue que, no sólo la contracción ventricular sea ordenada, sino también el llenado de los ventrículos a través de las aurículas. Los tres electrodos se conectan a un generador que se le coloca al paciente bajo la piel, por debajo de la clavícula.

Las doctoras Marta Pachón (1i) y Sara Moreno (c), con el equipo que participó en el Hospital General Nuestra Señora del Prado, de Talavera de la Reina, en el procedimiento de implante de un desfibrilador-resincronizador, y el doctor Ignacio Fernández Lozano, del Hospital Universitario Puerta de Hierro. Foto: Junta de Castilla-La Mancha.

Apoyo de Fernández Lozano
en el primer procedimiento


Para llevar a cabo el primero de estos procedimientos, el equipo del hospital de Talavera estuvo acompañado por Ignacio Fernández Lozano, presidente de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y director de la Unidad de Arritmias del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid, uno de los centros sanitarios donde se inició esta técnica y de los más experimentados actualmente.

Las doctoras Marta Pachón y Sara Moreno son las responsables del desarrollo de esta terapia, por la que cada año se puedan realizar entre 10 y 15 procedimientos, lo que evitará que los pacientes y sus familias tengan que trasladarse a otros centros sanitarios, como sucedía hasta ahora. La plantilla del Departamento de Cardiología, cuyo jefe de Servicio es Pedro Rodríguez Ballestero, está formada en la actualidad por nueve facultativos especialistas, veinte efectivos de enfermería, trece auxiliares de enfermería y dos administrativos. La doctora Moreno ha hecho un recorrido por los departamentos del servicio: "Tenemos un Área de Consultas, otra de Hospitalización, la Unidad de Electrofisiología y el Laboratorio de Imagen. La apuesta actual ha sido potenciar el desarrollo de la Unidad de Electrofisiología a través de la renovación de los facultativos destinados en la misma, incorporando dos electrofisiólogos con formación específica en dicha área. En este momento estamos realizando estudios electrofisiológicos y ablaciones, así como el implante de todo tipo de dispositivos. También se ha ampliado la cartera de servicios al respecto, incluyéndose la resincronización y la inserción de Holter subcutáneo. A medio plazo trataremos de disponer de un navegador que nos permitirá adentrarnos en el tratamiento de arritmias más complejas y podremos iniciar la experiencia del seguimiento remoto de dispositivos”.

Respecto al Servicio de Cardiología, esta especialista ha indicado que, “con la próxima incorporación de facultativos, se intentará abordar a medio plazo el tema de la atención continuada 24 horas, con guardias de especialidad, así como la creación de una Sala de Cuidados Intermedios”. “Por último, a medio-largo plazo trataríamos de conseguir la Unidad de Hemodinámica y Unidad Coronaria correspondiente. En cuanto a la equipación, el servicio dispone de Historia Informática y monitorización télemetrica en planta. El laboratorio de imagen tiene tres ecocardiógrafos: VIVID 7 de GE, IE-33 y HP 5500 de Philips), un cicloergómetro y más de 15 Holter de ECG y TA”, ha añadido la doctora Moreno, para quien los puntos fuertes del Servicio son sus integrantes, que destacan “por su juventud, su alto grado de capacitación y su implicación y, globalmente, su potencial por todos los proyectos que se están desarrollando”.

Nuevo ecocardiógrafo

Estas mejoras en el Servicio de Cardiología se suman a la reciente dotación, por parte de la Junta, de un nuevo ecocardiógrafo que ha permitido aumentar su cartera de prestaciones, incluyendo así la realización de ecos transtorácicas convencionales, ecocardiografía de contraste, estudios de caracterización tisular o ecocardiografía de estrés, de esfuerzo y farmacológico.

Pedro Rodríguez Ballestero, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Nuestra Señora del Prado, durante una prueba realizada con el nuevo ecocardiógrafo. A la derecha, durante la visita de Fernando Lamata, consejero de Salud de Castilla-La Mancha. Foto: Junta de Castilla-La Mancha.

En este último caso, contemplará el desarrollo del eco-estrés, una prueba diagnóstica para determinar la existencia de enfermedad coronaria a través de la observación de los cambios que se detectan en el funcionamiento cardiaco comparando el estado basal con el momento de máxima actividad tras la administración de un fármaco.

La estimación del Servicio de Cardiología es que este nuevo equipo permita la realización de hasta 2.500 nuevas pruebas al año, lo que supondría un incremento de más del 30 por ciento en la actividad total. Además, permitirá una mejor aproximación diagnostica a pacientes con cardiopatía isquémica, valvulopatías o con hipertensión, y evitará que tengan que desplazarse a otros centros sanitarios, con las molestias que ello conlleva para el paciente y su familia. Por último, la adquisición de este equipamiento facilita a los profesionales una nueva herramienta de investigación, contribuyendo así a la mayor producción científica en este centro hospitalario, según informa la Consejería de Sanidad.

Estudios en pacientes pediátricos

Además de este nuevo equipamiento, se ha dotado al hospital de una sonda pediátrica que, utilizando uno de los ecocardiógrafos ya existentes, permite la realización de esta prueba a pacientes pediátricos. Todo ello ha sido posible, además, gracias a la incorporación de una pediatra especialista en Cardiología al Servicio de Pediatría, que realiza estas pruebas a niños un día a la semana, evitando su derivación a otros centros sanitarios. Este nuevo eco-cardiógrafo, ya operativo en el hospital talaverano, forma parte de la inversión en equipamiento comprometida por el consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, en la reunión mantenida el pasado mes de noviembre con las autoridades locales y los gerentes de Atención Primaria y Especializada del Área Sanitaria de Talavera de la Reina.


Marta Pachón, con el material de la Unidad de Arritmias del Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina.

Datos generales de Atención Especializada y Primaria

El Hospital General Nuestra Señora del Prado, cuyo gerente es José Enrique Baeza, registró en 2010 un total de 13.108 ingresos, con una estancia media de 6,59 días. Se atendieron 70.303 urgencias, a razón de 193 diarias, correspondiendo 2.031 a pacientes del Valle del Tiétar. Se llevaron a cabo 10.618 intervenciones quirúrgicas, de las cuales 8.829 fueron programadas, y 1.789, urgentes. En cuanto a las consultas externas, el año pasado se contabilizaron 248.316. En Atención Primaria, el pasado año se llevaron a cabo un total de 2.130.285 consultas de medicina de familia, pediatría y enfermería en los 16 centros de salud del área, más de 1.500.000 atenciones urgentes en los 13 Puntos de Atención Continuada, más de 26.000 intervenciones en la Unidad de Salud Bucodental y 29.000 sesiones individualizadas de fisioterapia. Además, se llevaron a cabo 12.402 atenciones a la mujer por parte de las matronas, casi 5.000 citologías, 2.147 intervenciones de cirugía menor, 571 ecografías y se administraron 31.265 vacunas en la última campaña de la gripe.
 

Un quirófano y una sala de reanimación del centro manchego. A la derecha, el equipamiento tecnológico.

-

El Hospital General Nuestra Señora del Prado, cuyo gerente es José Enrique Baeza, registró en 2010 un total de 13.108 ingresos, con una estancia media de 6,59 días.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com