Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 28 de enero de 2011   |  Número 25
Acceda a nuestra hemeroteca


MIR
MARIANO LARMAN ES EL JEFE DEL SERVICIO DE CARDIOLOGÍA
La nueva Unidad de Hemodinámica permite al Hospital de Donostia formar a residentes
Hasta ahora, tanto la cirugía cardiaca como la cardiología intervencionista se realizaba en la Policlínica Guipúzcoa

Redacción. Guipúzcoa

Con la nueva Unidad de Hemodinámica del Hospital Donostia, en San Sebastián, este centro hospitalario ha podido conseguir la acreditación para la formación de especialistas en Cardiología. El Hospital Donostia era, hasta ahora, el único de la red de Osakidetza que no contaba con este servicio, por lo que, hasta la inauguración de esta unidad hace ahora tres meses, tanto la cirugía cardiaca como la cardiología intervencionista en Guipúzcoa se realizaba exclusivamente en la Policlínica Guipúzcoa.


El consejero Rafael Bengoa (centro) y Mariano Larman, jefe del Servicio de Cardiología (dcha.), junto con el director general de Osakidetza, Julián Pérez Gil, y otros miembros del equipo de la Unidad de Hemodinámica.


El consejero de Sanidad del Gobierno vasco, Rafael Bengoa, ha visitado las instalaciones, acompañado del jefe del Servicio de Cardiología y el responsable de Hemodinámica del Hospital Donostia, Mariano Larman. El consejero ha resaltado que con la incorporación de esta unidad, no solo se ha conseguido para el centro la acreditación para la formación de especialistas en cardiología en este centro, sino que también se ha ganado en calidad de asistencia al paciente, que antes dependía totalmente de instituciones privadas. La formación de especialistas en Cardiología en la provincia paliará una deficiencia estructural del sistema, ya que, según ha explicado Larman, “hasta el momento en todo Guipúzcoa no se formaban cardiólogos”.

La nueva unidad ha registrado un total de 349 intervenciones durante sus dos primeros meses de puesta en marcha, el pasado 16 de noviembre. Del total, 189 han sido cateterismos diagnósticos y 151, angioplastias coronarias. Además, 45 actuaciones han correspondido a pacientes urgentes por síndrome coronario agudo, actuaciones que, en palabras de Bengoa, “deberían bajar si la gente hace caso al tema del tabaco”. Además, se ha previsto que este año el número de cateterismos realizados en esta nueva unidad alcance los 1.100 o 1.200, y las angioplastias coronarias se sitúen entre las 750 y 850.

A esta nueva unidad acuden todos los casos que requieran atención urgente de Guipúzcoa (excepto las personas que tengan al Hospital del Alto Deba como referencia), así como los pacientes programados ingresados en el propio hospital. Aún así, la Policlínica Guipúzcoa continúa atendiendo a los pacientes programados del resto de los hospitales de Guipúzcoa y las cirugías cardiacas.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com