Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 11 de julio de 2013   |  Número 69
Acceda a nuestra hemeroteca


ENFERMERÍA CARDIOLÓGICA
LA CONSEJERÍA DE SANIDAD EDITA UNA GUÍA PARA CENTROS DE SALUD
Madrid fomenta la prevención de la enfermedad cardiovascular
La comunidad tiene una tasa de mortalidad por esta causa inferior a la media nacional

Redacción. Madrid
El director general de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud, Antonio Alemany, ha presentado en el Centro de Salud Paseo Imperial La Guía de Abordaje del Riesgo Cardiovascular, dirigida a médicos de familia y enfermeras de la Red de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid. Alemany ha explicado que se trata de una herramienta “a disposición de los profesionales de Atención Primaria para mejorar su capacitación en el abordaje y prevención del riesgo cardiovascular mediante la implementación de programas de promoción de estilos de vida cardiosaludable, y en la detección precoz y control óptimo de dichos factores de riesgo”.

El director general de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud, Antonio Alemany, junto a otros representantes de la sanidad en la presentación de la guía.


Esta guía también ayuda al profesional sanitario de Atención Primaria a sensibilizar a la población en general, sobre la importancia en la adopción de estilos de vida saludables que contribuyan a la prevención de las enfermedades cardiovasculares. El documento se enmarca en el Plan de Promoción de la Salud y Prevención de la Consejería de Sanidad que cuenta con una línea estratégica para la prevención de enfermedades cardiovasculares, que incluye el programa de mejora del afrontamiento del riesgo cardiovascular global.

Desde hace años, la Comunidad de Madrid mantiene una tasa descendente de mortalidad de las enfermedades cardiovasculares, que representan la segunda causa de muerte entre los hombres, y la primera entre las mujeres. En la región madrileña, las enfermedades circulatorias son la segunda causa de muerte en hombres y la primera en mujeres. En concreto, las isquémicas son las que mayor mortalidad causan (40 por ciento del total de fallecimientos en hombres, y 27 por ciento en mujeres). El segundo lugar lo ocupan las enfermedades cerebrovasculares, con tasas superiores en hombres (24,7 por 100.000 habitantes frente a 20,9 en mujeres).

La Comunidad mantiene una tasa de mortalidad de enfermedad cardiovascular de 172 fallecimientos por 100.000 habitantes. La reducción de la mortalidad por enfermedades del sistema circulatorio es la principal causa de aumento de la esperanza de vida en la población madrileña en los últimos años, que se sitúa en 83,7 años de media, por encima de la media nacional (82,1 años).

El director general de Atención Primaria ha recordado la importancia de adoptar medidas preventivas frente a estas enfermedades. “Dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol, seguir una dieta equilibrada a base de verduras, legumbres, fruta, pescado y aceite de oliva, además de la práctica habitual de actividad física, constituyen la mejor manera de alejar los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares”, ha indicado Alemany.

Prevención y centros de salud

Los centros de salud incorporaron en el año 2008, en base a la entrada en vigor de la Cartera de Servicios Estandarizados de Atención Primaria de Madrid, cinco servicios específicos, para intervenir en factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular, uno de ellos dirigido a los niños (atención a los niños con obesidad) y el resto a población adulta: promoción de estilos de vida saludables en el adulto, valoración del riesgo cardiovascular global, pacientes con cardiopatía isquémica y pacientes con insuficiencia cardiaca.

En concreto, el servicio de valoración del riesgo cardiovascular en el adulto está dirigido a personas entre 40 y 65 años y estudia de manera personalizada cómo los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular (obesidad, tabaquismo, hipertensión, dislipemia o diabetes) pueden convertirse en un riesgo potencial para la vida, tras la evaluación de gran parte de estos factores, a través de unas tablas específicas denominadas Score de bajo riesgo. La valoración del riesgo cardiovascular global permite establecer mejor las medidas preventivas, en función de si el riesgo cardiovascular es bajo, medio o elevado. En el año 2012, 259.449 personas recibieron este servicio.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com