Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 28 de febrero de 2012   |  Número 48
Acceda a nuestra hemeroteca


MIR
REALIZARÁN UN ESTUDIO “EN PROFUNDIDAD” SOBRE LOS EFECTOS DE LA CRISIS EN LA FORMACIÓN
Los tutores piden que no se trate a los médicos residentes “como mano de obra barata”
Aseguran que es una “irresponsabilidad social” sobrecargar a los residentes con trabajos “impropios”

Redacción. Madrid
La Asociación de Redes de Comisiones Docentes y Asesoras (Areda) ha pedido a las administraciones sanitarias que no se utilice a los médicos internos residentes “como mano de obra barata”, en relación a los efectos de los recortes económicos en algunas comunidades autónomas. Esta asociación, que engloba a los tutores de los residentes, ha advertido además de que se está realizando “un ataque al sistema de formación” con medidas encaminadas a “restringir enérgicamente la dedicación a las tareas de organización y supervisión de la docencia”.

En este sentido, los tutores se han unido a las críticas de los médicos internos residentes en contra de los recortes y sus efectos en la formación, que han plasmado en un manifiesto publicado en enero. Los MIR han solicitado que se protejan las condiciones adecuadas para la formación, así como respetar los programas formativos, la no utilización de los MIR como “mano de obra de barata” y respeto por sus “ya escasas retribuciones y condiciones laborales”.

Los médicos residentes de algunas comunidades han denunciado que están desarrollando una actividad asistencial sin supervisión, y los tutores han recordado que esta práctica es una “irresponsabilidad social”, lo que “debería disuadir a cualquier gestor de sobrecargar a dicho colectivo con responsabilidades impropias, abusando de su precariedad”.

“Ataque” dirigido a los tutores

En cuanto a su labor docente, los tutores han criticado que se están comenzando a “restringir enérgicamente” la dedicación a las tareas de organización y supervisión de la formación, una actividad que está contemplada en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias. La asociación Areda ha informado de que tiene “constancia de que al menos en dos comunidades autónomas se ha comenzado a pedir a los jefes de estudio un aumento de su jornada asistencial con detrimento significativo de su dedicación docente”.

La asociación ha destacado el voluntarismo que caracteriza a los tutores, y ha indicado que todavía están esperando a que las administraciones autonómicas desarrollen lo dispuesto en el Real Decreto 183/2008 sobre el reconocimiento a la labor docente. Areda ha señalado también que el modelo formativo que conllevará la troncalidad obligará a los tutores a realizar “nuevos esfuerzos y más dedicación”.

Finalmente, Areda ha anunciado que elaborará “un estudio en profundidad” sobre el efecto de la crisis en la formación sanitaria especializada, y ha pedido un “esfuerzo de respeto a las ya precarias condiciones de funcionamiento del sistema de formación, que a un costo muy razonable está obteniendo resultados excelentes”, aunque “la introducción de medidas de mayor exigencia y precariedad puede acabar con los elementos clave que sostienen el dispositivo formativo, que es esencial para el mantenimiento del sistema asistencial de salud de España”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com