Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 23 de septiembre de 2011   |  Número 39
Acceda a nuestra hemeroteca


EN PORTADA
VIII SYMPOSIUM INTERNACIONAL DEL CLÍNICO SAN CARLOS DE MADRID
Los expertos analizan los nuevos anticoagulantes utilizados en el tratamiento de la FA
José Luis Zamorano y Bijou Khandheria dirigen esta cita bienal que ha reunido en Madrid a unos 500 cardiólogos

José Luis Zamorano explica las líneas generales del simposio internacional celebrado en el Hospital Clínico de Madrid.

Redacción. Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
Los avances en el diagnóstico no invasivo de las patologías cardiovasculares y los factores de riesgo en la cardiopatía isquémica han sido los temas centrales del VIII Symposium Internacional sobre toma de decisiones clínicas en Cardiología celebrado en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Las jornadas, inauguradas por el consejero de Sanidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, han reunido a unos 500 cardiólogos del Clínico, Clínica Mayo de EEUU, Aurora Medical Center, Universidad de Harvard y otros centros españoles y europeos.

Dirigido por José Luis Zamorano, director del Instituto Cardiovascular del Clínico San Carlos de Madrid, y Bijou Khandheria, jefe de Cardiología de la Clínica Mayo, este encuentro ha tenido como objetivo el intercambio de los últimos conocimientos diagnósticos y terapéuticos en Cardiología, como los nuevos anticoagulantes utilizados en el tratamiento de la fibrilación auricular (FA).

El riesgo combinado que supone la hipertensión arterial y la hiperlipidemia, junto con la prevención cardiovascular y las actuales guías terapéuticas completan los temas principales que a lo largo de tres días se han planteado en Madrid, asuntos que también se han abordado recientemente en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología celebrado en París.

Práctica médica diaria de la fibrilación auricular

José Luis Zamorano, ponente en la sesión titulada “El manejo día a día de la fibrilación auricular. ¿Qué hay de nuevo y qué debemos cambiar en nuestra práctica médica diaria?”, ha abordado algunas de las claves a la hora de priorizar el control de los ritmos cardiacos o la frecuencia. En esta mesa se han tratado también las nuevas guías para la anticoagulación en la fibrilación auricular, así como el papel de la aspirina tras los últimos ensayos clínicos.

En la inauguración del simposio han participado José Luis Zamorano (izq.), director del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos; Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad de Madrid; Bijou Khandheria, director de la Clínica Mayo de EEUU; José Luis Álvarez-Sala, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, y José Soto, director gerente del Hospital Clínico San Carlos.
Foto: Consejería de Sanidad de Madrid.

El doctor Zamorano se ha referido al prototipo de paciente de alto riesgo cardiovascular, que sigue siendo un varón obeso al que se le asocian muchos factores, como la hipertensión, la diabetes o la dislipemia, si bien ha incidido en que “la enfermedad coronaria en la mujer es también importante, puesto que, aunque aparece en edades más tardías gracias a la protección que realiza la hormona femenina, cuando se manifiesta es de peor pronóstico que en el varón”.

La epidemia del siglo XXI

Otro bloque de este simposio ha estado dedicado a la insuficiencia cardiaca, “la epidemia de este siglo”, en el que se ha debatido el papel del ecocardiograma y el manejo actual en los pacientes con insuficiencia cardiaca crónica, un problema que supone una importante carga sanitaria y económica, puesto que representa el diez por ciento de todos los ingresos hospitalarios, además de causar la muerte a la mitad de los pacientes al cabo de cuatro años.

Durante el encuentro también se ha analizado la importancia del estudio SHIFT, el mayor trabajo de morbi-mortalidad realizado en pacientes con insuficiencia cardiaca, que ha demostrado que, añadir el agente específico de la frecuencia cardiaca, ivabradina, a la terapia estándar reduce significativamente el riesgo de muerte y hospitalización por esta enfermedad. Además, el congreso ha contado con diversas ponencias en las que se han abordado, entre otros temas, la estenosis aórtica, cómo actuar en casos concretos en pacientes asintomáticos o pacientes con enfermedad coronaria severa.

Es necesario un control más estricto del colesterol LDL

Por su parte, Luis Rodríguez Padial, jefe del Servicio de Cardiología del Complejo Hospitalario de Toledo, ha defendido la importancia de “controlar el colesterol LDL con objetivos algo más estrictos que los anteriores, tal y como marcan las nuevas guías de la Sociedad Europea de Cardiología”. “Además, es bueno tener en cuenta otros componentes lipídicos, como triglicéridos y colesterol HDL, para controlar el riesgo de patología cardiovascular”, ha añadido.

José Luis Zamorano, director del Instituto Cardiovascular del Clínico San Carlos de Madrid y director del simposio, junto con Bijou Khandheria, director de la Clínica Mayo de EEUU; en la imagen del centro, los doctores Vicente Bertomeu y Carlos Macaya, presidente electo y presidente de la SEC; a la dcha., Río Aguilar, presidente de la Sección de Imagen Cardiaca de la SEC, y José Ramón González Juanatey, jefe del Servicio de Cardiología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago.

A la hora de analizar los tratamientos actuales, el Dr. Rodríguez ha dicho que “las estatinas siguen siendo los fármacos de elección para el manejo del colesterol LDL en los enfermos cardiovasculares, y con frecuencia se asocian a otros fármacos, como ezetimiba o fibratos, para conseguir los objetivos de control actuales”. Por su parte, el Dr. Zamorano, ha indicado que en la cardiopatía isquémica “lo importante es ver al enfermo en su conjunto, con todos los aspectos que pueden estar afectándole, para analizar el riesgo cardiovascular global”. “Es decir, lo que debemos conseguir es el objetivo de tratar a un paciente en su totalidad, en lugar de a una enfermedad”, ha indicado.

Uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, según han coincidido los expertos, continúa siendo la hiperlipemia, por eso, el principal reto es conseguir que el control lipídico se maneje aplicando las guías de práctica clínica y las estrategias actualmente consensuadas centradas en la dieta, el ejercicio y medicación como principales armas terapéuticas. “En paralelo, también son necesarios los fármacos dirigidos a aumentar el colesterol HDL con eficacia y seguridad”, ha concretado Luis Rodríguez Padial.


El encuentro celebrado en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid ha tenido como objetivo el intercambio de los últimos conocimientos diagnósticos y terapéuticos en Cardiología.

Unos 500 cardiólogos asistieron a estas jornadas, procedentes del Clínico de Madrid, Clínica Mayo de EEUU, Aurora Medical Center, Universidad de Harvard y otros centros españoles y europeos.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com