Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 11 de julio de 2013   |  Número 69
Acceda a nuestra hemeroteca


SERVICIO A FONDO
JOAQUÍN ALONSO, JEFE DEL SERVICIO DE CARDIOLOGÍA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE FUENLABRADA
“Las unidades de rehabilitación cardiaca han demostrado ser muy eficaces”
Han desarrollado una aplicación móvil que permite hacer el seguimiento de la prevención secundaria sin que el paciente tenga que ir al hospital

Sandra Melgarejo / Imagen: Adrián Conde. Fuenlabrada (Madrid)
Joaquín Alonso es el jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Fuenlabrada (Madrid), creado en 2004, y afirma estar “muy orgulloso” de los tres ejes fundamentales del servicio: de la calidad de la asistencia, que ha sido reconocida por agencias externas (ha recibido dos años el premio al mejor Servicio de Cardiología de los hospitales de su grupo en el benchmarking Top 20 de Iasist) y por los sistemas de evaluación de calidad del hospital (el modelo europeo EFQM lo ha calificado con la Q de plata); de la investigación, porque son “pioneros en el desarrollo de investigación relevante en colaboración con otras unidades de investigación en toda España” (han publicado estudios en revistas de alto impacto sobre cardiopatía isquémica y cardiotoxicidad por antineoplásicos, y han generado una patente junto al Hospital Vall d’Hebron de Barcelona); y de la docencia, ya que han implantado modelos docentes para que los médicos formados en la Universidad Rey Juan Carlos lleguen a la residencia “en mejores condiciones”.

Alonso habla de las fortalezas del Servicio de Cardiología.

La creación de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca.

Desde junio de 2013, el servicio cuenta con una Unidad de Rehabilitación Cardiaca, coordinada por José Mª Serrano e Iria A. González, fruto “de la vocación de todos los cardiólogos que forman el servicio por innovar y seguir mejorando”, afirma Alonso.

“Una de las carencias que teníamos era conseguir una prevención secundaria adecuada de la cardiopatía isquémica. Creemos que hacemos un buen tratamiento en la fase aguda, pero queríamos mejorar la prevención secundaria y, para ello, las unidades de rehabilitación cardiaca han demostrado ser muy eficaces: disminuyen la mortalidad y mejoran la calidad de vida”.

Así, el espíritu de innovación y el Plan Estratégico de Cardiología de la Comunidad de Madrid, que incluye líneas para mejorar la implantación de la rehabilitación cardiaca, han dado como resultado esta unidad, puesta en funcionamiento en colaboración con el Servicio de Rehabilitación del hospital y que ya atiende a dos grupos de pacientes.

Para continuar mejorando la asistencia tras el programa de rehabilitación cardiaca, también han desarrollado una aplicación móvil que permite hacer el seguimiento de la prevención secundaria, del tratamiento, de la actividad física y de la dieta que siguen los pacientes. “Los pacientes podrán continuar con el proceso de rehabilitación cardiaca en su domicilio, sin tener que venir al hospital, y podrán conciliar así la atención continuada con su vida laboral y social habitual”.

El Servicio de Cardiología está actualmente formado por el jefe de Servicio, Joaquín Alonso, ocho cardiólogos de plantilla y uno para apoyar la investigación: Alejandro Curcio, Catherine Graupner, Rosa Mª Jiménez, Pedro Talavera, Iria A. González, Carmen Cristóbal, José Mª Serrano, Silvia del Castillo y Paula Martínez. El personal de Enfermería y auxiliar está formado por cinco personas (Nieves Estival, Elena Moreno, María Elena Ventura, Sara González y Conrado del Barco) y dos secretarias (Consuelo Vaquero y Raquel de los Santos).

La aplicación tiene tres apartados: acceso a todos los documentos relacionados con la enfermedad del paciente; una agenda con las actividades (dieta, ejercicio, etc.) que realiza el paciente y a la que puede acceder el médico; y un aviso para que el paciente se tome la medicación y confirme que lo ha hecho. “De esta manera, el paciente está continuamente estimulado para hacer una vida sana y seguir las recomendaciones farmacológicas, y el cardiólogo, al mismo tiempo, puede saber hasta qué punto lo está cumpliendo. Es una buena manera de manejar la prevención secundaria en una enfermedad crónica”, destaca Alonso. Se prevé que los dos grupos que ya están haciendo la rehabilitación en el hospital continúen con el programa desde su domicilio a partir de septiembre, seguido y controlado gracias a esta aplicación.

La aplicación móvil para seguir a los pacientes.

Proyectos de futuro del Servicio de Cardiología.

Y como los profesionales de Cardiología del Hospital Universitario de Fuenlabrada “siempre están deseando mejorar”, el jefe de Servicio asegura que van a poner en marcha otros muchos proyectos. En el ámbito de la investigación, su objetivo es “estar presentes en todos los proyectos donde creemos que somos útiles”. Concretamente, hay un campo en el que son pioneros, el de la cardiotoxicidad de la qiumioterapia, una línea de investigación que ha sido presentada en cinco comunicaciones en congresos nacionales e internacionales durante 2012. “Los tratamientos para el cáncer son duros y como, afortunadamente, algunos pacientes se curan, tenemos que conocer el potencial daño que algunos pueden hacer en el corazón”.

Desde el punto de vista asistencial, su idea es completar en los próximos tres o cuatro años lo que falta en el servicio: la cardiología y la ritmología intervencionista. “Pero el trabajo es duro y más en esta situación”, recuerda Alonso, quien recalca que, realmente, el trabajo de todos los profesionales del servicio “es bueno porque están comprometidos con la profesión y con los pacientes, y eso es lo fundamental”. “Les agradezco su trabajo y lo fácil que me lo ponen”.

Otros datos del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Fuenlabrada

Datos de la actividad en 2012 de la cartera de servicios del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Fuenlabrada.

Además de la recién estrenada Unidad de Rehabilitación Cardiaca, el servicio cuenta con otras cuatro áreas específicas: Ecocardiografía, coordinada por Catherine Graupner, donde se realizan todas las técnicas (ecocardiografía transtorácica y transesofágica, ecocardiografía de estrés con esfuerzo, dobutamina o ergonovina y ecocardiografía con contraste); Resonancia Magnética Cardiaca, coordinada por Rosa Mª Jiménez y Carmen Cristóbal, en colaboración con el Servicio de Diagnóstico por Imagen; Cardiología Nuclear, coordinada por Pedro Talavera y Rosa María Jiménez, que colaboran con los especialistas de Medicina Nuclear del hospital en la realización de los estudios cardiacos con isótopos; y Estimulación Cardiaca, que incluye la implantación de marcapasos y desfibriladores automáticos implantables (DAI) con y sin capacidad de resincronización y holters implantables, actividades realizadas por Alejandro Curcio, Pedro Talavera, José María Serrano y Silvia del Castillo Arrojo.

Por sus características, el servicio no dispone de técnicas invasivas como hemodinámica y cardiología intervencionista o electrofisiología; ni de procedimientos propios de hospitales terciarios como la cirugía cardiaca o el trasplante de corazón. Alonso resalta que, de las 18 consultas semanales que hay, cinco son de alta resolución, 12 estándares y una específica (arritmias y marcapasos).

Por otro lado, las líneas de investigación actuales son cardiotoxicidad por fármacos utilizados en la quimioterapia por cáncer; miocarditis y miopericarditis; reperfusión en el infarto agudo de miocardio; biomarcadores y factores pronósticos en el síndrome coronario agudo; angina estable; fibrilación auricular; y anomalías electrocardiográficas.

 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com