Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 23 de septiembre de 2011   |  Número 39
Acceda a nuestra hemeroteca


CARDIOLOGÍA AUTONÓMICA
ADRIÁN BELOSCAR ES EL JEFE DEL SERVICIO DE CARDIOLOGÍA
La Rioja destina 1,4 millones a la compra de stents para el Hospital San Pedro de Logroño
El Gobierno autonómico calcula que evitará el desplazamiento de 400 pacientes a otros hospitales para recibir este tratamiento

Adrián Beloscar es jefe del Servicio
de Cardiología del Hospital San Pedro
de Logroño.

Redacción. Logroño
El Gobierno de La Rioja ha autorizado al Servicio autonómico de Salud (Seris) diversos gastos destinados a la compra de material para el Servicio de Cardiología del Hospital San Pedro de Logroño, cuyo importe asciende a 1.460.160 euros, según ha informado el portavoz del Ejecutivo riojano, Emilio del Río. Así, el Consejo de Gobierno ha autorizado al Seris la contratación del suministro de las endoprótesis coronarias o stents, destinadas a controlar las disecciones coronarias, evitar la retracción elástica aguda del vaso y prolongar la duración de la revascularización coronaria.

La aplicación de esta técnica en La Rioja evita que los pacientes que la requieran deban ser derivados a otras comunidades autónomas. El suministro se repartirá en dos ejercicios, 2012 y 2013, por 730.080.l euros en cada uno de ellos. Del Río ha indicado que ello evitará el desplazamiento de 400 pacientes a otros hospitales para este tratamiento.

Adrián Beloscar, miembro de la Fundación Española del Corazón, es el jefe del Servicio de Cardiología del Hospital San Pedro de Logroño. En esta autonomía, casi un tercio de las defunciones que se registran está provocado por una enfermedad cardiovascular (ECV), según el Informe 2009 de la Sociedad Española de Cardiología. Teniendo en cuenta las tasas estandarizadas de mortalidad, las ECV causan en esta comunidad 230,7 fallecimientos por cada 100.000 habitantes y año de los 721/100.000 que se producen por cualquier causa, lo que supone más del 31 por ciento del total.

Dentro del amplio grupo de enfermedades cardiovasculares, en La Rioja las que se asocian con una mayor tasa de mortalidad son, por este orden, las enfermedades cerebrovasculares (con una tasa estandarizada de 67,7 fallecimientos por 100.000 h), la cardiopatía isquémica (60,1/100.000), y la insuficiencia cardiaca (37,4), teniendo ya un impacto en la mortalidad mucho menor las enfermedades cardiovasculares de origen hipertensivo y las reumáticas. Resalta, en comparación con otras autonomías, la significativa diferencia que se establece entre la mortalidad por enfermedad cerebrovasculares y otras ECV.

Por sexos, se aprecian algunas diferencias significativas entre hombres y mujeres en lo que respecta a la incidencia en la mortalidad que tienen determinadas ECV. Así, mientras que en el varón la cardiopatía isquémica es la principal causa cardiovascular de muerte (hasta un 30 por ciento de todos los casos de muerte provocados por una enfermedad cardiovascular), en las mujeres las enfermedades cerebrovasculares son, con mucha diferencia, las que inducen mayor mortalidad de origen cardiovascular (aproximadamente un 35 por ciento de todos los casos de defunción por ECV, mientras que la cardiopatía isquémica supone un 22 por ciento).

Teniendo en cuenta valores absolutos, se determina con los datos del INE del año 2007 que las enfermedades cardiovasculares provocan 944 defunciones en esta Comunidad uniprovincial. Más de un 14% de las altas hospitalarias registradas en La Rioja (4.900 de las 34.192 contabilizadas) se deben a una ECV, siendo más frecuentes en varones que en mujeres.

La estancia media hospitalaria por enfermedad cardiovascular es de 7,1 días (una de las más bajas de España) y, a diferencia de lo que sucede en otras CCAA, cuando la causa de ingreso es una enfermedad cerebrovascular no se eleva sustancialmente el tiempo de estancia (7,7 días de estancia media)

En comparación con el resto de CCAA, La Rioja se sitúa por debajo de la media en cuanto a la incidencia de la cardiopatía isquémica en la mortalidad (60,1 fallecimientos por 100.000 habitantes, siendo la media nacional de 74,2). Respecto a la repercusión de las enfermedades cerebrovasculares en la mortalidad poblacional, esta Comunidad se posiciona en un término medio (67,7 defunciones por 100.000 habitantes vs. 63,9 de la media española).

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com