Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 12 de mayo de 2011   |  Número 32
Acceda a nuestra hemeroteca


ACTUALIDAD
JOAQUÍN OSCA, DE LA UNIDAD DE arritmias del hospital la fe de valencia
“La monitorización remota nos permite adelantarnos a una descompensación cardiaca”
El paciente presentaba una enfermedad cardiaca crónica secundaria en alto grado de muerte súbita
Marta Gómez. Madrid
El Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia ha implantado por primera vez en España el desfibrilador de última generación Energen, desarrollado por Boston Scientific. La excelente capacidad de monitorización remota es una de las principales ventajas de este nuevo sistema.

Joaquín Osca.

“A través de internet, podemos controlar muchas variables y parámetros que reflejan la situación del paciente. Es capaz de detectar funciones vitales, codificarlas con una serie de valores y transmitir los datos vía on-line. Al nosotros poder acceder a toda esa información, podemos controlar la situación del paciente y del desfibrilador e intentar adelantarnos a una situación de descompensación cardiaca. Una de las principales ventajas del dispositivo es poder recibir el electrocardiograma on-line. El objetivo es transmitir una información, que bien interpretada, puede prevenir la descompensación cardiaca”, explica Joaquín Osca, de la Unidad de Arritmias del Hospital Universitario La Fe de Valencia.

El paciente del centro valenciano, que presentaba una enfermedad cardiaca crónica secundaria al haber sufrido varios infartos de miocardio, estaba en alto grado de sufrir una muerte súbita por arritmias cardiacas. “De esta manera, la hemos prevenido”.

El implante, según este especialista, se realizó con éxito y “el paciente fue dado de alta a los pocos días”.

Para Osca, “estos nuevos dispositivos cardiacos ofrecen la más avanzada terapia y poseen las funciones de diagnóstico adecuadas, requeridas hoy en día por lo centros implantadores modernos. Además, es un complemento muy interesante a esta plataforma de desfibriladores de alta calidad y larga duración”.

Cada año miles de personas en España fallecen de muerte súbita cardiaca. Muchos de estos casos podrían ser evitados con una desfibrilación precoz e inmediata. Para ello existen opciones terapéuticas eficaces que ayudan a restablecer el ritmo del corazón, como la implantación de un desfibrilador automático implantable.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com