Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 16 de mayo de 2012   |  Número 52
Acceda a nuestra hemeroteca


CARDIOLOGÍA AUTONÓMICA
EL DR. LÓPEZ-SENDÓN EXPLICA EL ACUERDO ENTRE LOS HOSPITALES INFANTA CRISTINA Y LA PAZ DE MADRID
“La alianza en Cardiología evitará que haya médicos frustrados en hospitales pequeños”
El jefe de Servicio de La Paz considera que la medicina cada vez “es más multidisciplinaria, más de trabajo en equipo y más abierta,
por lo que superespecialidades como Cardiología exigen movimiento de profesionales entre distintos centros”

Eva Fariña / Fotos: Adrián Conde. Madrid
Los Hospitales Infanta Cristina y La Paz de Madrid han puesto en marcha una alianza pionera en Cardiología, que permite aprovechar los recursos de ambos centros sanitarios, ya que se integran como unidad funcional los Servicios de Cardiología del Infanta Cristina, y los de Cardiología y Cirugía Cardiaca de La Paz. El jefe del Servicio de Cardiología de La Paz, José Luis López-Sendón, ha explicado a Publicación Médica de Cardiología que “lo que se va a hacer en La Paz es lo que de ninguna manera, nunca, se podrá hacer en el resto de 35 hospitales de la Comunidad de Madrid”. En su opinión, “todos los hospitales no pueden tener un Servicio de Cirugía Cardiaca, ni un laboratorio de hemodinámica para hacer cateterismos, etc.”. “Lo que tenemos son algunos hospitales, estratégicamente situados, que disponen de todas las tecnologías, incluidas las necesarias para realizar cirugía cardiaca. Se calcula que se necesita un servicio de cirugía cardiaca por cada millón de habitantes, así que no es necesario que haya un servicio en cada hospital”, ha dicho.

José Luis López-Sendón, jefe
del Servicio de Cardiología
del Hospital La Paz de Madrid.

Con este acuerdo, en La Paz se va a hacer cirugía cardiaca, cateterismos, angioplastias, arreglo de válvulas de forma percutánea, así como los procedimientos complejos, como las arritmias raras, implantación de desfibriladores, etc. “La pretensión es que los médicos del Hospital Infanta Cristina cuya ilusión profesional sea hacer alguno de estos procedimientos, tengan la posibilidad de no quedarse estancados en su desarrollo profesional. De esta forma, no tendrán que cambiar de hospital para realizar nuevos procedimientos. Este es el desafío más importante, porque todavía estamos acostumbrados a la cultura de los servicios ‘estanco’ y de que el contrato sea solo para trabajar entre cuatro paredes de una planta determinada de un edificio. La medicina cada vez es más multidisciplinaria, más de trabajo en equipo y más abierta. Las superespecialidades, como Cardiología, exigen movimiento de profesionales entre distintos centros”, ha indicado.

“Ahora lo difícil, y también lo bonito, es el desafío de cambiar la norma”

El Dr. López-Sendón se ha mostrado convencido de que esta alianza “no puede fracasar”: “En primer lugar, porque el plan es lógico, tiene sentido común. En segundo lugar, porque favorecerá a los enfermos. Y también será bueno para los médicos, porque van a tener más posibilidades de desarrollo. La idea original es de la Dra. María Codesido, gerente del Hospital Infanta Cristina, quien ha llegado a un acuerdo con el gerente del Hospital La Paz, Rafael Pérez-Santamarina. La Consejería de Sanidad está muy satisfecha con este convenio, y los profesionales estamos perfectamente de acuerdo. Esta idea encaja dentro del concepto de área sanitaria única, ya que da oportunidades a todos, a los enfermos y a los médicos. De esta forma, no habrá médicos frustrados en hospitales pequeños y evitaremos que se marchen. Los hospitales nuevos, como el Infanta Cristina, son mucho más modernos, funcionales o amplios que La Paz, y la tecnología es exactamente de la misma categoría que la que hay en La Paz, incluso con aparatos más nuevos. No tienen salas de hemodinámica, ni quirófanos de cirugía cardiaca, pero gracias a esta alianza los médicos de estos hospitales podrán hacer cierto número de estos procedimientos al año, ya que podrán trabajar a tiempo parcial en los dos hospitales. Es un modelo pionero y, por tanto, tiene que abrir barreras, pero estoy totalmente seguro de que las nuevas generaciones de cardiólogos van a tener que funcionar trabajando en diversos centros. Dentro de diez años todos los cardiólogos de La Paz desarrollarán parte de su trabajo en este hospital de Parla, y todos los médicos del Infanta Cristina tendrán que trabajar en La Paz para desarrollar su carrera profesional. Creo que dentro de unos años será una cuestión común, uniforme. Ahora lo difícil, y también lo bonito, es el desafío de cambiar la norma, y en eso estamos. Estoy convencido de que este proyecto va a salir bien”.

Rafael Pérez-Santamarina, gerente del Hospital La Paz; José Luis López-Sendón, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital La Paz; Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad; Ana María Peinado, médico adjunto de Cardiología del Hospital Infanta Cristina de Parla, y María Codesido, gerente del Hospital Infanta Cristina.

El consejero de Sanidad espero que el plan “sea un éxito, porque así será imitado”

Por su parte, el consejero de Sanidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha querido conocer de primera mano esta iniciativa. En su opinión, la alianza supone una mejora en la asistencia sanitaria de los pacientes y, al tiempo, permite el desarrollo profesional de los especialistas, ya que podrán realizar pruebas y tratamientos que requieren de la tecnología disponible en La Paz. El consejero se ha mostrado “especialmente satisfecho” por el desarrollo de esta estrategia, y ha felicitado a quienes “han tenido la inteligencia de darse cuenta de que trabajar juntos será mejor para todos, principalmente para los pacientes, pero también para los profesionales de ambos centros sanitarios”. “Quiero dar la enhorabuena a las personas que han tenido la capacidad de hacer algo distinto. Al sistema sanitario le cuesta mucho cambiar, así que esta fórmula de trabajo conjunto requiere un esfuerzo de voluntad y ganas de solucionar problemas. Me alegra muchísimo que el Hospital Infanta Cristina y el Hospital La Paz den este paso, y que sirvan de ejemplo. Probablemente no es la primera experiencia de trabajo conjunto entre hospitales, pero sí es la más formalizada de todos. Espero que el plan sea un éxito, porque así será imitado, y eso será muy bueno para todos”, ha indicado.

Javier Fernández-Lasquetty, junto con profesionales de los Servicios de Cardiología de los Hospitales Infanta Cristina y La Paz.

Se realizarán 400 procesos complejos más cada año

La actividad de esta unidad integrada ya se ha iniciado con el establecimiento de los protocolos a seguir entre ambos hospitales y el Summa 112, y se ha empezado a valorar y tratar a los primeros pacientes, según ha informado la Consejería de Sanidad. Se estima que en el marco de esta alianza se realizarán en torno a 400 procesos complejos de cirugía cardiaca, cateterismos e intervencionismo cardiaco, arritmias complejas y pruebas diagnósticas, con lo que se incrementará la cartera de servicios y las cifras de actividad en Cardiología del Hospital Infanta Cristina. Actualmente, este servicio atiende al año casi 8.000 consultas y 150 ingresos.

Un total de 37 especialistas en Cardiología, siete del Infanta Cristina y 30 de La Paz se han integrado en la unidad. Las decisiones sobre el diagnóstico y tratamiento de pacientes se toman conjuntamente de acuerdo con protocolos homogéneos basados en la evidencia científica. La unión garantiza al Hospital Infanta Cristina una cartera de servicios completa en el área del corazón y permite el desarrollo profesional de sus especialistas al poder participar directamente en la realización de pruebas y tratamientos que requieren de una tecnología solo disponible en un hospital terciario como La Paz.

El consejero presenció el análisis de un caso clínico real, a través de una videoconferencia entre profesionales de ambos hospitales. En la imagen de la izq., los Dres. López-Sendón y Ana María Peinado explican la estrategia al consejero.

Determinados procesos, como la implantación de marcapasos, para lo que hasta ahora se derivaban los pacientes del Infanta Cristina a otros centros, podrán realizarse ahora por cardiólogos del hospital de Parla, tutelados por especialistas de La Paz. Dentro de las acciones para constituir la unidad, los especialistas realizan sesiones clínicas conjuntas para estudiar cada caso. Esta alianza fomenta, además, la realización de consultas de alta resolución y los Servicios de Cardiología y Cirugía Cardiaca de La Paz informan en tiempo real al servicio correspondiente del Infanta Cristina del resultado de las pruebas realizadas a los pacientes. En el marco de la alianza se establecen, con la colaboración del Summa 112 y de los servicios de Admisión, Urgencias, Medicina Interna y Medicina Intensiva de ambos centros, protocolos que permiten el traslado ágil de los pacientes que precisen cirugía cardiaca, hemodinámica diagnóstica o intervencionista, estudios electrofisiológicos o tratamiento de arritmias como la ablación para su valoración e intervención en los tiempos más breves posibles.

Fernández-Lasquetty fue recibido por los gerentes de los Hospitales Infanta Cristina, María Codesido, y La Paz, Rafael Pérez-Santamarina. El consejero saludó a los especialistas asistentes a la presentación de la alianza en Cardiología.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com