Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 01 de diciembre de 2011   |  Número 43
Acceda a nuestra hemeroteca


ACTUALIDAD
EL HOSPITAL DR. NEGRÍN DE LAS PALMAS, PIONERO EN LA INTEGRACIÓN
Incluir la información de los DAIs en la historia clínica electrónica ahorra tiempo al médico y mejora la seguridad del paciente
El Dr. García Quintana explica que supone una reducción de costes económicos, menos burocracia y la eliminación del papel en las consultas

Eva Fariña.
El Hospital Universitario Dr. Negrín de Las Palmas de Gran Canaria es el primero de España que ha integrado en la historia clínica electrónica (HCE) la información de la monitorización domiciliaria de los desfibrilaciones automáticos implantables (DAIs). Los beneficios de esta iniciativa han sido reflejados en un trabajo coordinado por el Dr. Antonio García Quintana, especialista del hospital canario, titulado 'Coste-efectividad de la integración de la monitorización domiciliaria de desfibriladores implantables con la historia clínica electrónica'.

Antonio García Quintana, cardiólogo del Hospital
Universitario Dr. Negrín de Las Palmas de Gran Canaria.

Entre los principales beneficios de la integración, el Dr. García Quintana ha destacado “el ahorro de tiempo en la consulta, ya que no hay que transcribir los datos, por lo que el médico puede atender a más pacientes”. Otro aspecto positivo se refiere “a la seguridad del usuario, pues la información está permanentemente vigilada y se transcribe directamente, sin que haya posibilidad de error”.

Para llevar a cabo este proyecto, según ha explicado este especialista, “es muy importante la colaboración entre los médicos y los informáticos”. “El sistema que utilizamos (Latitude, de Boston Scientific) convierte la información proporcionada por los dispositivos en el formato HL7 (Health Level 7), que es libre, estándar y permite compartir, en este caso, información médica. El proveedor nos envía toda la información convertida al formato HL7 y nosotros la integramos en la HCE. En el futuro, todos los dispositivos estarán integrados y la consulta se podrá hacer de forma remota y directa, sin tener que usar otros datos ni papeles”, ha explicado el Dr. García Quintana.

Los dispositivos implantables, como los marcapasos o los desfibriladores, permiten hacer un seguimiento de los pacientes desde su domicilio, sin necesidad de que se tengan que desplazar al hospital para hacer las revisiones habituales. Antes de la integración de los datos, el médico tenía que entrar en la base de datos de cada uno de los proveedores. Ahora el profesional tiene la información disponible en el programa habitual del hospital. Desde el punto de vista del médico, según ha explicado el Dr. García Quintana, supone "una gran comodidad, porque no tiene que teclear los datos en la HCE, sino que estos se transfieren directamente, es decir, desaparecen los papeles, ya no hay que guardar ningún registro del paciente, ni hay que guardar disquettes, donde se guardaba la información de las lecturas".

Además, el sistema aporta una gran seguridad, porque se guarda en un formato informático del que se realiza una copia de seguridad, que también guarda cada proveedor en su servidor. "El programa permite que la información de la HCE pueda ser compartida por otros médicos a los que también les pueda interesar. Cada vez más hay más interdisciplinariedad. En líneas generales, la telemonitorización ahorra a los ciudadanos desplazamientos y visitas al médico, por lo que los facultativos tienen más tiempo para atender a otros pacientes que lo necesiten", ha resaltado.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com