Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 23 de junio de 2011   |  Número 35
Acceda a nuestra hemeroteca


PUBLICACIONES CIENTÍFICAS
ARTURO EVANGELISTA, CARDIÓLOGO DEL HOSPITAL VALL D'HEBRON DE BARCELONA, PUBLICA EN ‘CIRCULATION’
Identifican un nuevo índice para detectar la disección de aorta de forma precoz
El estudio tiene una importante relevancia clínica porque la sospecha diagnóstica de esta patología siempre es difícil, ya que su frecuencia es claramente inferior a la de la cardiopatía isquémica

Sandra Melgarejo. Madrid
En el último número de Circulation se ha publicado el artículo ‘Sensibilidad de un score de riesgo en la detección de la disección de aorta. Una nueva herramienta clínica para identificar la disección de aorta de forma precoz’, en el que ha participado de forma destacada Arturo Evangelista, cardiólogo del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona.

Arturo Evangelista.

Como explica Evangelista a Publicación Médica de Cardiología, el estudio analiza, en la serie más extensa publicada hasta la fecha, 2.538 pacientes diagnosticados de disección aórtica aguda incluidos en el International Registry of Acute Aortic Dissection (IRAD). “El Área del Corazón del Hospital Vall d´Hebron ha sido el segundo centro con mayor inclusión de casos en este registro internacional”, afirma el cardiólogo.

“El estudio prueba la sensibilidad de la utilización de 12 datos clínicos en el diagnóstico de disección aórtica, esencialmente basados en los antecedentes patológicos y datos exploratorios”, indica Evangelista. “En la presentación clínica destaca el dolor torácico intenso o un déficit neurológico; como factores predisponentes se considera el síndrome de Marfan, historia familiar de aortopatía, estar afecto de un aneurisma aórtico o de valvulopatía aórtica; y como datos exploratorios sospechosos, la presencia de un soplo de regurgitación aórtica, déficit de pulsos, hipertensión arterial sistólica o severa hipotensión”, detalla.

Según el cardiólogo, “estos simples datos clínicos facilitan la estratificación de los pacientes en tres categorías de riesgo. El 28 por ciento de la serie tenía al menos un factor de riesgo predisponente; el 88 por ciento, un factor sospechoso en la sintomatología, y el 51 por ciento, en los datos exploratorios. Solo el cuatro por ciento de los pacientes no presentaban datos clínicos sospechosos de disección aórtica y en la mitad de ellos la radiografía de tórax mostró ensanchamiento mediastínico. Utilizando este algoritmo clínico la sensibilidad diagnóstica fue muy alta (95,7 por ciento)”.

Evangelista comenta que el estudio tiene “una importante relevancia clínica porque la sospecha diagnóstica de la disección de aorta siempre es difícil, ya que su frecuencia es claramente inferior a la de la cardiopatía isquémica. No obstante, la mortalidad es muy superior y solo puede disminuirse con un diagnóstico precoz que permita indicar el tratamiento médico o quirúrgico más adecuado”. “Con este simple score de puntuación el clínico que atiende al paciente puede sospechar la presencia de una disección de aorta e indicar la prueba diagnóstica pertinente de forma precoz”, concluye.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2017 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com