Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 21 de julio de 2011   |  Número 37
Acceda a nuestra hemeroteca


SERVICIO A FONDO
ÁNGEL MARTÍNEZ, DIRECTOR DEL ÁREA DEL CORAZÓN DEL HOSPITAL universitario VIRGEN DEL ROCÍO de sevilla
“Hay muchos aspectos que hacen que esta Unidad sea auténticamente puntera”
Según el cardiólogo, el resultado del trabajo interdisciplinar en la práctica clínica es satisfactorio y muy alentador

Sandra Melgarejo. Madrid
La historia del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla comienza en al año 1968, en la antigua Residencia de García Morato, dentro del Departamento de Medicina Interna. Su primer jefe de Servicio fue José Pedrote Guinea y los primeros integrantes procedían, en su mayoría, de la Escuela de Aparato Circulatorio vinculada al Hospital Virgen Macarena de Sevilla. Como recuerda Ángel Martínez Martínez, actual Jefe de Servicio de Cardiología y director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón, “inicialmente fueron tres o cuatro cardiólogos los que comenzaron la aventura. El Servicio adquirió muy pronto notoriedad y fue aceptado como unidad de referencia para la formación de nuevos cardiólogos a principios de los años 70”.

El equipo del Área del Corazón en la conmemoración de los 20 años del primer trasplante de corazón en el Hospital Universitario Virgen del Rocío.

José Burgos Cornejo sucedió a Pedrote en 1978 e introdujo cambios significativos en la composición del Servicio. Burgos permaneció en activo hasta 2004, año en el que se jubiló y fue sustituido por Ángel Martínez, cuya formación ha estado vinculada al Servicio “casi desde sus orígenes”. En enero de 2007 el Servicio se organizó como Unidad de Gestión Clínica, pasando a denominarse Área del Corazón.

En enero de 2010, a instancias de Martínez y de acuerdo con el director gerente del centro, Francisco Torrubia, se genera la primera Unidad de Gestión Clínica Intercentro de Cardiología de Andalucía al unirse la del Virgen del Rocío con la del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, pasando a denominarse Área del Corazón de Sevilla. Actualmente, ambas unidades desempeñan su actividad bajo la dirección de Martínez.

A la izquierda, intervención de cardiopatía congénita. A la derecha, prueba de ecocardiografía.

En concreto, la Unidad de Gestión Clínica del Hospital Universitario Virgen del Rocío cuenta con 27 cardiólogos, 11 cirujanos cardiacos, 24 médicos en formación, 91 auxiliares técnicos sanitarios y diplomados universitarios en Enfermería, 48 auxiliares de clínica, 12 administrativos y cinco celadores.

En la Unidad Clínica de Cardio-Cirugía existen varias unidades que “funcionan con un amplio margen de autonomía, siempre dentro del marco de los acuerdos de gestión firmados por el director con la Dirección Gerencia del hospital”, comenta Martínez, quien destaca la Unidad de Dolor Torácico; la Unidad de Insuficiencia Cardiaca y Trasplante Cardiaco; la Unidad de Consultas Externas; la Unidad de Hospitalización; la Unidad de Intermedios; la Unidad de Hemodinámica; la Unidad de Arritmias; la Unidad de Imagen; la Unidad de Prevención Secundaria y Rehabilitación Cardiaca, y la Unidad de Cardiopatías Congénitas del Adulto. A corto plazo, se plantea la creación de una Unidad de Síncope, “probablemente pionera a nivel nacional”, señala el director.

A la izquierda, Unidad de Hemodinámica. A la derecha, Unidad de Electrofisiología.

“Un Servicio así, en el marco de un hospital como el Hospital Virgen del Rocío, tiene una triple vertiente en sus cometidos: actividad asistencial, actividad docente e investigadora. Además, su actividad debe fundamentarse en los valores permanentes del modelo público asistencial: la equidad asistencial, la accesibilidad y la calidad como ejes fundamentales, buscando siempre la excelencia en las prestaciones y considerando a la persona como el eje central de su actuación”, afirma Martínez. Desde esta perspectiva, el jefe de Servicio está “convencido” de que la creación de estas unidades “facilita todas estas misiones”.

“La constante y necesaria innovación y la investigación se ven fuertemente potenciadas por la actividad diferenciada de las mismas. Pero siempre manteniendo el elemento de cohesión que proporciona la Dirección y el Consejo Gestor de la propia Unidad Clínica”, asegura el cardiólogo, quien cree que esta organización “es, en general, muy positiva para los pacientes y nunca debe perderse el marco de referencia global de la Unidad Clínica como tal”.

La importancia del trabajo multidisciplinar

“A diferencia de los servicios clásicos, la Cardiología y la Cirugía Cardiaca del Virgen del Rocío trabajan en íntima colaboración y con protocolos y procesos asistenciales comunes”, señala Martínez. Además, ambas unidades mantienen una coordinación y una continuidad asistencial con otras muchas unidades de gestión del propio hospital.

El jefe de Servicio destaca la coordinación desde las consultas de área ubicadas en el centro periférico Virgen de los Reyes con la Atención Primaria de toda el área hospitalaria. De hecho, “el Servicio de Cardiología fue pionero en el desplazamiento de especialistas a los centros de salud de Atención Primaria a mediados de los años 80. Desde entonces mantiene ese marco de colaboración y adopta acuerdos de gestión entre niveles que conllevan protocolos consensuados de derivación y seguimiento de pacientes cardiópatas”.

Otras unidades con las que colabora Cardiología son Rehabilitación, la Unidad de Gestión Clínica de Infeccioso, la Unidad de Gestión Clínica de Cuidados Críticos y Urgencias y el 061, Cardiología Infantil y la Unidad de Gestión Clínica de Urgencias. Asimismo, hay “auténticas unidades interdisciplinares funcionando en el Área del Corazón integradas por facultativos y enfermeros de diferentes unidades, como UDT y Rehabilitación”, indica Martínez. El director de la Unidad destaca “la importancia que se le da al trabajo interdisciplinar en el Área del Corazón, donde cada especialista aporta lo mejor de su conocimiento y el resultado en la práctica clínica es satisfactorio y muy alentador”.

Una Unidad “auténticamente puntera”

Según Martínez, “son muchos los aspectos que hacen de este Servicio una Unidad auténticamente puntera”. La organización como Unidad de Gestión Intercentro de Cardiología con el Hospital Virgen Macarena es “totalmente pionera”, así como el Programa de Coordinación para la Continuidad Asistencial con Atención Primaria, que hace que “los enfermos pueden sentir que existe una verdadera continuidad asistencial entre su médico de cabecera y su especialista, y que la consulta directa entre ellos funciona con absoluta normalidad”.

Otro proyecto importante para la Unidad ha sido el Programa de Angioplastia Primaria al paciente con infarto agudo de miocardio. “La coordinación con el 061 para el traslado urgente y precoz de este paciente directamente a la sala de hemodinámica, sin pasar por urgencias, para allí realizar un cateterismo en los primeros minutos de su infarto y abrir la arteria responsable ocluida, ha dado unos resultados excelentes y ha permitido reducir la mortalidad y modificar la historia natural de esta enfermedad”, afirma el director.

“La Unidad de Cardiopatías Congénitas del Adulto también ha sido pionera en Andalucía, lo que refleja el trabajo estrecho y compartido entre muy diferentes especialistas para el abordaje de cardiopatías muy complejas. Esto ha promovido, a su vez, innovaciones imprescindibles en las unidades de Hemodinámica y Arritmias que han permitido solucionar problemas cada vez más complejos”, comenta. Además, los cirujanos cardiacos de la Unidad “han sido absolutamente pioneros en el manejo de la cirugía robótica de Da Vinci en el hospital”.

Ángel Martínez.

“En conjunto, se podría decir que todas y cada una de las unidades funcionales del Área del Corazón han aportado innovaciones destacables en su actividad asistencial o investigadora, como, por ejemplo, la publicación reciente del descubrimiento de nuevos anticuerpos en el rechazo vascular del corazón trasplantado, fruto de la colaboración entre Inmunología y Cardiología”, explica Martínez. Actualmente, la Unidad está inmersa en el desarrollo de un Plan Integral de Investigación en colaboración con el Hospital Virgen Macarena, que esperan que esté terminado a finales de 2011.

Con respecto a la actividad docente, en la Unidad hay un profesor titular y tres profesores asociados de la Universidad de Sevilla, que se encargan de la formación pregrado de los alumnos de Medicina, y cinco tutores dedicados a la formación de los médicos residentes de las especialidades de Cardiología y Cirugía Cardiaca. La Unidad también colabora con la formación de otros especialistas MIR, por ejemplo de Medicina Interna o Anestesia, en su formación cardiológica.

Igualmente, organiza diversos cursos, seminarios y talleres con Atención Primaria y otras especialidades afines, y fomenta la colaboración y el conocimiento entre los MIR de los hospitales de Sevilla y Huelva organizando reuniones anuales.

Por otro lado, la Unidad mantiene una “estrecha colaboración” con las asociaciones de pacientes de su entorno, con las que firma acuerdos para la divulgación, prevención y seguimiento de enfermedades cardiovasculares o aspectos concretos como el fomento de la donación de órganos.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com