Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 28 de abril de 2011   |  Número 31
Acceda a nuestra hemeroteca


ACTUALIDAD CARDIOLÓGICA
RAFAEL PEINADO, EN LA X REUNIÓN DE ARRITMIAS, EN SEVILLA
“España es uno de los países europeos que menos desfibriladores implanta”
El simposio ‘Mi corazón espera’ analizó los nuevos sistemas de monitorización remota
Marta Gómez. Madrid
La implantación de desfibriladores y el presupuesto necesario para la terapia óptima, los nuevos sistemas de monitorización remota y los tratamientos preventivos son los temas tratados en el simposio ‘Mi corazón espera…’, celebrado en Sevilla en el marco de la X Reunión de Arritmias de Sevilla.

Josep Brugada, Ignacio García Bolao y Rafael Peinado.

El programa del encuentro, que estuvo moderado por Ignacio García Bolao, de la Clínica Universitaria de Navarra, y Josép Brugada, del Hospital Clínic de Barcelona, ha sido elaborado por la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología, encabezada por Ignacio Fernández Lozano.

Durante el simposio, Rafael Peinado, del Hospital Universitario La Paz, abordó la gran diferencia en número de implantes de desfibriladores dependiendo del país o de la región. “Alemania es el país europeo que más desfibriladores implanta, 400 por millón de habitantes, y España el que menos, con 100 por millón de habitantes”, apuntó este especialista.

Los motivos de esta diferenciación tanto en países como entre comunidades autónomas, “en Madrid y Navarra se implantan más que en Extremadura o Andalucía”, se deben a tres causas principales: la falta de recursos técnicos y humanos, y de claridad en algunas guía de las sociedades científicas donde no queda demostrada la coste-efectividad de algunas indicaciones, y el precio. “Se trata de una herramienta cara, cuyo precio oscila entre los 18.000 y 24.000 euros”.

Nuevos sistemas de monitorización: más cómodos y seguros

La monitorización remota y los nuevos sistemas ocuparon también un lugar clave en el desarrollo del simposio. “Se analizaron las novedades de la compañía Boston Scientific, que destacan por su comodidad, ya que muchos pacientes evitan desplazamientos innecesarios para realizar seguimientos, y por su seguridad, ya que ante un hipotético fallo del aparato, la detección es más precoz”, señala García Bolao.

Por otro lado, las terapias de resincronización cardiaca como tratamiento preventivo protagonizaron otra de las ponencias. “En la actualidad, existen métodos que permiten detectar precozmente la insuficiencia cardiaca y, por tanto, hipotéticamente podrían ser beneficiosos a la hora de disminuir el número de ingresos hospitalarios”, apunta el especialista de la Clínica de Navarra.

Estudios recientes sugieren que el empleo de la terapia de resincronización cardiaca en fases precoces de la insuficiencia cardiaca puede ser beneficioso para frenar la progresión de la enfermedad. “Hasta la fecha, estaba demostrado que era eficaz en pacientes en grado funcional 3 o 4, disfunción ventricular izquierda y QRS ancho. Tres estudios recientes, entre ellos el Madit CRT, demuestran que en fases más precoces, en grado funcional 2, la terapia puede ser más eficaz a largo plazo en cuanto a frenar el remodelado ventricular izquierdo y, por tanto, disminuir la tasa de progresión a fases más avanzadas de la insuficiencia cardiaca. Esto se ha demostrado en mujeres y en subgrupos de mujeres con QRS muy ancho, mayor de 150 milisegundos”. En este sentido, García Bolao señala que “sería necesario definir y concretar los subgrupos que más van a beneficiarse del tratamiento precoz con terapia de resincronización cardiaca”.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com