Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 25 de septiembre de 2013   |  Número 70
Acceda a nuestra hemeroteca


SERVICIO A FONDO
ALFREDO BARDAJÍ, JEFE DEL SERVICIO DE CARDIOLOGÍA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO JOAN XXIII DE TARRAGONA
“Es posible tener una actividad científica compatible con la asistencia y la docencia”
A pesar de ser un servicio “pequeño”, desarrolla líneas propias de investigación y cuenta con una Unidad Coronaria

Sandra Melgarejo. Madrid
Hace una década que la Cardiología del Hospital Universitario Joan XXIII de Tarragona se emancipó del Servicio de Medicina Interna y pasó a ser un servicio independiente, dirigido por Alfredo Bardají Ruiz. “Hace 25 años éramos tres cardiólogos; ahora somos 13”, detalla el jefe de Servicio. Aunque es “relativamente joven”, en los últimos años tres hitos han marcado la historia del servicio: la puesta en marcha del área de Hemodinámica Cardiaca, de referencia para toda la provincia; la acreditación para la docencia MIR; y la creación de una Unidad Coronaria.

Alfredo Bardají

“Lo que nos falta es una unidad de arritmias con electrofisiología. Ya tenemos diagnóstico no invasivo e implantación de marcapasos, desfibriladores y resincronizadores, pero nos falta la electrofisiología”, comenta Bardají, quien afirma que ya está solicitada.

“Siendo un servicio pequeño, en el sentido de que somos 13 personas en el equipo, tenemos una cartera de servicios muy amplia y somos muy rigurosos con la docencia posgrado. Además, estamos convencidos de que es posible tener una actividad científica y de investigación compatible con la asistencia y la docencia, a pesar de ser un hospital pequeño, de estar en una provincia pequeña y de las limitaciones de presupuesto”.

Y como “no por ser pequeños hay que dejar de hacer cosas interesantes”, en el Servicio de Cardiología del Hospital Joan XXIII han puesto en marcha este año un programa “muy novedoso” de rotaciones intensivas para facultativos de Atención Primaria. En grupos de cuatro, los médicos de familia pasan una jornada (de 8 de la mañana a 5 de la tarde) en el servicio, donde asisten a una sesión clínica; pasan tres horas en la consulta externa; visitan  la consulta de Ecocardiografía, la de Hemodinámica Cardiaca, la planta de Cardiología y la Unidad Coronaria; reciben una sesión de prevención cardiovascular; y participan en una sesión de casos clínicos de cardiopatía isquémica e insuficiencia cardiaca.

 Los profesionales del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Joan XXIII de Tarragona.

Bardají explica que, gracias a este sistema, enfocado a qué es lo que tiene que saber el médico de Primaria con respecto a estas patologías, “se establece una relación muy buena” entre los profesionales de los distintos niveles asistenciales que “facilita mucho la derivación y el seguimiento de los pacientes”. El programa ha tenido “muchísimo éxito”, así que piensan seguir ofreciéndolo.

Además, el Servicio de Cardiología está habilitado para formar a dos residentes por año y participa en la docencia de pregrado de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad Rovira i Virgili.

Líneas de investigación propias

Aparte de participar en los ensayos clínicos patrocinados por la industria, el servicio cuenta con “una pequeña área de investigación” en la que desarrolla líneas de investigación propias. Para ello, han creado una base de datos clínicos sobre aspectos concretos de la patología cardiológica, como la cardiopatía isquémica y la insuficiencia cardiaca, y cuentan con una base de muestras biológicas específicas de cardiología en el Biobanco del hospital.

Así, en el Servicio de Cardiología investigan sobre “el pre-condicionamiento y la reperfusión en el tamaño del infarto; nuevos marcadores de la insuficiencia cardiaca más allá del BNP; y nuevos marcadores más allá de las troponinas para el diagnóstico de la cardiopatía isquémica”, señala Bardají.

 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com