Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 13 de septiembre de 2011   |  Número 38
Acceda a nuestra hemeroteca


acTUALIDAD
EL NUEVO DECRETO ENTRARÁ EN VIGOR EN 2012
El Servicio Vasco de Salud ajusta los tiempos máximos de espera en Cardiología
Osakidetza establecerá el límite de 30 días para la primera consulta y las pruebas diagnósticas

Redacción. Bilbao
El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza ha aprobado un decreto que tiene como objetivo establecer legalmente un tiempo máximo de espera en operaciones quirúrgicas, el proceso completo de atención y el tratamiento de un paciente con una enfermedad cardiovascular. Según las primeras cifras aportadas por el Departamento de Salud, el límite para las primeras consultas de Cardiología será de 30 días, mientras que el plazo para las pruebas diagnósticas tampoco podrá superar el mes. Está previsto que el decreto sea enviado próximamente al Consejo de Gobierno para su aprobación, por lo que podría entrar en vigor en 2012.

Jesús María Fernández, viceconsejero de Sanidad
del País Vasco.

El Ejecutivo vasco ya ha aprobado otro decreto que establece un límite para la cirugía cardiaca de 60 días y para la cirugía general, de 180 días. El viceconsejero de Sanidad, Jesús María Fernández, ha recalcado la necesidad de cumplir estos plazos no solo en la espera quirúrgica, sino también en la visita al especialista o en la realización de las pruebas oportunas.

Circuito alternativo para los casos urgentes

Jesús María Fernández ha indicado que estos tiempos máximos de espera se refieren a aquellos casos que no sean urgentes, puesto que para los casos de mayor gravedad el sistema sanitario público dispone de otro circuito que ofrece una respuesta inmediata. Según ha explicado, tras la aprobación de este nuevo decreto, un paciente con una dolencia cardiovascular tendría que esperar un máximo de 150 días en el caso de que necesitara la consulta del especialista, la realización de pruebas diagnósticas y una intervención quirúrgica. Las pruebas diagnósticas que contempla el nuevo decreto en el ámbito de la Cardiología son las de esfuerzo y las de hemodinámica (cateterismo).

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com