Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 28 de abril de 2011   |  Número 31
Acceda a nuestra hemeroteca


CARDIOLOGÍA AUTONÓMICA
CADA AÑO SE ATIENDEN ENTRE 270 Y 300 PARADAS
El Registro Código Infarto de Baleares recoge ya más de 1.400 casos
El tiempo medio de atención a una urgencia de infarto se reduce de 110 minutos a 93

Redacción. Madrid
Desde la puesta en marcha en las Islas Baleares del Registro CI-IB (Código Infarto Islas Baleares), en marzo de 2008, se han incluido más de 1.400 pacientes con sospecha de infarto agudo de miocardio, el 77 por ciento hombres, con una edad media de 62 años. Mediante los protocolos establecidos se ha reducido el tiempo de respuesta, se ha optimizado el tratamiento, se ha reducido la estancia hospitalaria y se ha incrementado la seguridad del paciente, según afirman des de la Consejería de Sanidad balear.

“Este esfuerzo ha hecho posible que se haya conseguido una tasa de revascularización (normalización de la circulación del corazón) global del 82 por ciento (en el 58,4 por ciento por angioplastia primaria y, el resto, el 23,6 por ciento, de manera farmacológica), una cifra muy superior a las medias estatal y europea. Además, con una mortalidad global del ocho por ciento.

El consejero de Sanidad y consumo balear, Vicenç
Thòmas, durante la presentación de los datos.

Todos estos datos se han presentado en la Jornada de la Estrategia de Salud en Cardiopatía Isquémica, celebrada en el Hospital Universitario Son Espases. Esta estrategia será de gran utilidad para que los profesionales sanitarios puedan plantar cara y actuar contra esta enfermedad, ya que permite la sistematización de los casos, conocer los puntos clave y las fases en las que se ha de incidir para obtener una mayor probabilidad de éxito.

Este registro ha permitido documental, cuantificar y monitorizar la calidad asistencial y el grado de cumplimiento de diferentes programas: la angioplastia primaria (la disponibilidad de un cardiólogo-hemodinamista las 24 horas del día los 365 días de año), la fibrinolisis extrahospitalaria (la posibilidad de administrar tratamiento farmacológico para deshacer el trombo en las ambulancias del 061) y la posibilidad de trasferir el electrocardiograma desde las ambulancias al centro hospitalario. Todas estas actuaciones son posibles intengrando la actividad asistencial en todos los niveles: Atención Primaria, 061 y centros hospitalarios.

La importancia del factor tiempo

La eficacia del tratamiento de reperfusión a pacientes con infarto agudo de miocardio está directamente relacionada con la rapidez del tratamiento, es decir, en poder hacer una actuación inmediata. Está demostrado que el tratamiento óptimo de reperfusión es el que se aplica precozmente desde el inicio de los síntomas, reduciendo la media de un infarto, minimizando el daño miocardio, preservando la función ventricular y disminuyendo la morbimortalidad.

Por este motivo, el Registro CI-IB (Código Infarto Islas Baleares) tiene una gran importancia en el ámbito de la asistencia a pacientes en situaciones de emergencia. Por eso se ha desarrollado una aplicación que permite la recogida y explotación de los datos referentes a los casos en los que se producen dentro del ámbito de la emergencia y, en concreto, de los pacientes atendidos por el 061.

El proyecto ha permitido desarrollar un portal web accesible desde cualquier punto conectado a la red corporativa y con las medidas de seguridad pertinentes, para salvaguardar la confidencialidad y la sensibilidad de la información. Este portal se basa en la historia de salud de las Islas Baleares, una herramienta que permite que los profesionales puedan acceder on-line a los datos de los pacientes desde cualquier punto asistencial (hospitales, centros de salud y 061).

Los resultados de la implantación del Código Infarto Islas Baleares ya han obtenido importantes registros, de hecho, el tiempo medio de canalización y atención a una urgencia de infarto se ha reducido de 110 minutos a 93. A los pacientes que son atendidos en el 061, en 77 minutos de media ya se les ha podido canalizar la arteria. Por otro lado, en las Islas Baleares cada año se atienden entre 270 y 300 paradas cardiorespiratorias, y de éstas se consiguen reanimar a un 30 por ciento. Y de éste 30 por ciento consiguen superar totalmente el proceso y son dadas de alta un 11 por ciento (30 personas al año).

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com