Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 11 de julio de 2013   |  Número 69
Acceda a nuestra hemeroteca


CARDIOLOGÍA AUTONÓMICA
SE CONSIDERA UN EJEMPLO A SEGUIR EN EL RESTO DE ESPAÑA
El modelo de gestión sanitaria navarro reduce la mortalidad por infarto más de la mitad
El Área Clínica del Corazón de Navarra (ACCN) integra en una sola red toda la asistencia cardiológica de la comunidad

Redacción. Madrid
Uno de los objetivos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) es preservar la excelencia asistencial del sistema sanitario público. Por ello, ha decidido centrar el programa del Cardio Academy Meeting de este año, organizado gracias a una beca no condicionada de Boehringer Ingelheim, en el análisis de los modelos de gestión sanitaria en el área de la Cardiología que más éxitos están consiguiendo, como es el caso de la Comunidad de Navarra. Gracias a la creación del Área Clínica del Corazón en la Comunidad Autónoma de Navarra (ACCN), se ha conseguido reducir a más de la mitad la mortalidad por infarto en los últimos diez años, pasando de un 10 por ciento de mortalidad a un 3,5 por ciento.

Vicente Bertomeu, Marta Vera y Román Lezáun.

“El Cardio Academy Meeting es una reunión de expertos que cada año organizamos dentro del programa de formación continuada de la SEC. El objetivo de esta reunión, además de discutir las últimas novedades en Cardiología, es conocer a centros considerados referentes en algún ámbito de nuestra especialidad. Este año, hemos decidido organizarlo en Navarra, ya que esta comunidad se encuentra a la vanguardia de la gestión sanitaria. Tienen un sistema de gestión ideado con imaginación, enfocado a preservar la salud del paciente y a aprovechar todos los recursos disponibles, por lo que creemos que este modelo puede ser extrapolable al resto de comunidades”, anuncia Vicente Bertomeu, presidente de la SEC.

José Ramón González-Juanatey, presidente electo de la SEC, que junto con Bertomeu y Josep Brugada ha ideado el programa de la reunión, destaca que, “es esencial revisar, y más en la actual coyuntura, cómo se organiza la Cardiología para optimizar nuestro sistema sanitario público. Debemos dejar de gastar en lo innecesario y preservar la incorporación de la auténtica innovación para establecer estándares de calidad en todo el sistema sanitario y, en nuestro caso, en la medicina cardiovascular”.

Así, la reunión, inaugurada por Marta Vera Janín, consejera de Salud de la Comunidad Foral de Navarra, ha contado con más de cien expertos cardiólogos de toda España que han analizado cómo se organiza el ACCN, o por qué el modelo Codi Infart que se está llevando a cabo en Cataluña, está permitiendo que esta comunidad tenga un tres por ciento menos de mortalidad cardiovascular que en el resto de España.

Sobre la organización del ACCN, su director y miembro de la SEC, Román Lezáun, destaca que, “los sistemas tradicionales de gestión sanitaria siempre han estado muy fragmentados, lo que conlleva unas debilidades intrínsecas tanto en la gestión económica y de personal, como en la seguridad de los pacientes. Desde que se creó el Área del Corazón en el año 2000, nuestro objetivo ha sido el de integrar todos los recursos y llevar una gestión basada en el paciente y en su salud”.

Los expertos destacan que lo que diferencia la gestión del ACCN del resto de modelos de gestión sanitaria es: una estandarización de los procesos en el tratamiento de las ECV, protocolos compartidos tanto por Atención Primaria como por Cardiología; una gran apuesta por la informatización de la información médica ya que, por el momento, Navarra es la única comunidad autónoma que trabaja con el historial clínico del paciente de forma online, lo que permite compartir la información entre centros evitando, así, la duplicación de pruebas y por lo tanto reduciendo costes; una gran iniciativa por crear nuevas formas de atender a los pacientes, como es el caso de la consulta cardiológica no presencial, es decir, desde su propia consulta, el médico de cabecera podrá conectar con un cardiólogo para que, en el caso de considerarlo necesario, pueda “visitar” al paciente e incluso realizar un electrocardiograma que también recibirá el cardiólogo, lo que le permitirá valorar el riesgo de ese paciente(tras una prueba piloto, se calcula que el 80 por ciento de las consultas en Cardiología pueden realizarse de forma no presencial, por lo que en un año y medio Navarra realizará este tipo de consultas de forma habitual); y un director técnico que sea cardiólogo, como es el caso de Lezáun, asistido por un técnico de gestión, en este caso, Javier Abad.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com