Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 22 de noviembre de 2012   |  Número 62
Acceda a nuestra hemeroteca


EN PRIMERA PERSONA
DR. LEANDRO PLAZA CELEMÍN, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN ESPAÑOLA DEL CORAZÓN
“Nuestra página web registra cerca de cuatro millones de entradas al año”
La FEC trabaja actualmente en el Programa de Alimentos Cardiosaludables, el de Empresas Cardiosaludables y el de Espacios Cardioprotegidos

El Dr. Leandro Plaza preside la Fundación Española del Corazón.

Eva Fariña / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
El Dr. Leandro Plaza Celemín ocupa la Presidencia de la Fundación Española del Corazón (FEC) desde 2009, y todavía le quedan más de dos años de mandato. Durante este tiempo, se ha propuesto mejorar la salud cardiovascular de la población española, especialmente a través de la prevención.

La Fundación Española del Corazón es una de las más activas de España en el ámbito sanitario. ¿En qué proyectos está trabajando actualmente?
La Fundación es una rama de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), y nuestra especialidad ha tenido un gran crecimiento en los últimos años. En la actualidad tenemos tres proyectos fundamentales; uno de ellos es el Programa de Alimentos Cardiosaludables, a través del cual firmamos una serie de convenios con la industria. Nosotros seleccionamos aquellos alimentos que son más saludables, y ellos llevan nuestro emblema. Otro de nuestros programas más interesantes es el de Empresas Cardiosaludables, y nuestra función es orientar a estas compañías sobre cuál es la mejor manera de enfocar la prevención. El tercer proyecto, que es el más reciente, es el de los Espacios Cardioprotegidos. Nuestro objetivo es conseguir que estén dotados de un desfibrilador todos los espacios amplios, como estadios de fútbol o lugares donde se celebran grandes conciertos. Así logramos salvar vidas.

La buena alimentación ha sido protagonista este año de la Semana del Corazón y del Día Mundial del Corazón.
A nivel mundial la jornada ha estado dedicada de forma específica a la mujer. En España, además, también hemos insistido en el ámbito de la prevención, especialmente a través de la alimentación. Durante la Semana del Corazón, hemos reunido a niños de varios colegios con los principales chefs de Madrid. Ha sido una experiencia fantástica para todos.

Están intentando extender esta iniciativa al resto de Europa.
Es uno de los programas que tenemos en la European Heart Network (EHN), una red formada por todas las fundaciones europeas de Cardiología, cuyo objetivo es influir en las decisiones del Parlamento Europeo en temas como la alimentación o el tabaco. De hecho, hemos participado activamente en la normativa antitabaco, y también estamos trabajando mucho para que el etiquetado de los productos incluya información sobre las grasas trans, por ejemplo. Se trata de un proyecto muy bonito, porque a través de la alimentación podemos influir en los ciudadanos.

El Dr. Plaza explica los principales proyectos de la FEC.

Con el objetivo de concienciar a la población, la FEC organiza también las ‘Semanas del Corazón’, que recorren varias ciudades españolas. ¿Cómo es la respuesta de los ciudadanos?
Su respuesta es muy buena. La Semana del Corazón es, quizás, nuestro emblema desde hace muchos años. En cada ciudad a la que vamos habilitamos un recinto en el que realizamos una serie de pruebas para revisar la salud de sus habitantes. Es una forma de llamar la atención sobre la importancia que tiene la prevención. Medimos el colesterol, tomamos la tensión, y anotamos el peso, la altura y el perímetro abdominal. Este año hemos añadido otras pruebas para un grupo seleccionado de personas, como el electro o el fondo de ojo. Nos llama la atención que en los últimos años se presentan para hacer las pruebas muchas personas jóvenes, que están preocupadas por su salud. Cuando detectamos un problema, les damos un informe con el que deberán acudir a su médico. De forma paralela, también organizamos otras actividades de tipo deportivo, como paseos en bicicleta, etc.

¿Cómo surge la Fundación Española del Corazón?, ¿con qué objetivos?
La idea de prevención surgió en los años 60, al observar los científicos que la alimentación influía directamente en la salud de los ciudadanos. En España los cardiólogos de entonces fueron pioneros, porque ya hablaban de la relación entre las enfermedades cardiovasculares y los hábitos de vida.

Aparte de la prevención, otro de los objetivos de la FEC es promover la investigación en el ámbito de las enfermedades cardiovasculares. ¿Qué actividades se realizan?
Es una especie de ‘feed-back’, que también se produce en todos los países, con la industria. Los medios económicos que conseguimos con estas actividades los devolvemos a la sociedad a través de ayudas para la investigación. Así, todo el dinero superávit está destinado a becas de investigación, especialmente para los jóvenes que acaban su residencia. De esta forma, los médicos pueden conocer hospitales extranjeros en los que ya hay un sistema de investigación más asentado, y así podrán ampliar su formación, así como trasladar su conocimiento a los hospitales españoles.

“El origen de la Fundación Española del Corazón se debe
a la necesidad de los cardiólogos de comunicarse
con la sociedad”.

¿Cómo funciona internamente la Fundación Española del Corazón?
La FEC depende de la Sociedad Española de Cardiología. A mí me elige su Junta Directiva, durante un periodo de tres años, con la posibilidad de renovar otro mandato. En otros países, como Inglaterra, la fundación es casi independiente de la sociedad científica, porque ha logrado un gran desarrollo y dispone de un presupuesto muy alto. En mi opinión es mejor el modelo español, según el cual tengo que informar y consensuar todas nuestras actividades con la Junta Directiva de la SEC.

¿Cuál es el papel de la presidenta de honor, la Infanta Margarita de Borbón?
Ella está casada con un cardiólogo, el Dr. Carlos Zurita, y desde hace muchos años es nuestra presidenta de honor. A nivel personal puedo decir que el trato con ella es estupendo, y siempre se muestra dispuesta a colaborar con las actividades que organiza la Fundación. Para nosotros es muy importante llamar la atención de los ciudadanos, algo que logramos a través de los medios de comunicación, y la presencia de la infanta Margarita nos supone un buen reclamo para la prensa, los políticos, etc.

¿De qué otros organismos internacionales forma parte la FEC?
Trabajamos junto con el resto de fundaciones europeas en la European Heart Network (EHN), una alianza que debemos potenciar porque los resultados están siendo muy positivos, como ya he comentado, y nuestra influencia llega hasta el Parlamento Europeo y la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Además, para mí es un deseo personal trabajar de forma muy directa con los países americanos. Yo estudié la especialidad en México y en Estados Unidos, así que tengo bastantes amigos en estos países. Mi idea es formar un pequeño grupo con todas las fundaciones de Cardiología de los países latinoamericanos. Nuestro punto de encuentro es el Congreso de la Sociedad Americana de Cardiología, en el que cada año organizamos una mesa redonda. También han venido varios representantes al Congreso de la SEC, celebrado recientemente en Sevilla.

“Me gusta más el modelo español de Fundación
del Corazón que el inglés”.

“La enfermedad cardiovascular causa el 47 por ciento
de los fallecimientos en Europa”.

“La mayoría de las entradas a la web de la FEC son
de cardiólogos latinoamericanos”.

Además, la FEC tiene otras herramientas para comunicarse con cardiólogos de todo el mundo, como su página web.
Sí, la página web de la Fundación Española del Corazón y la revista en papel Corazón y salud son dos de nuestras herramientas fundamentales. La página www.fundaciondelcorazon.com registra cerca de cuatro millones de entradas al año. Cuando analizamos este dato, observamos que entre el 65 y el 70 por ciento proceden de Latinoamérica, especialmente de México y de Argentina. En cuanto a la revista Corazón y Salud, que tiene una edición muy cuidada, funciona muy bien en papel. Ahora vamos a digitalizarla para que se pueda leer también desde nuestra página web.

A nivel personal, ¿qué supone para usted ocupar la Presidencia de esta Fundación?
Para mí, obviamente, supone una satisfacción tremenda. Hace muchos años ya fui presidente de la Sociedad Española de Cardiología, una época que también fue muy bonita. Ahora que ya estoy jubilado, es un placer para mí hacer esta labor, así que me gustaría agradecer a mis compañeros que me hayan elegido. En los dos años y medio que me quedan de mandato espero seguir haciendo mi trabajo e intentar terminar los proyectos que hemos comenzado. Esto será posible gracias a un equipo fantástico, que está formado principalmente por mujeres. A ese equipo también quiero agradecerle su trabajo.

Pinche aquí para ver la entrevista completa.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com