Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 22 de noviembre de 2012   |  Número 62
Acceda a nuestra hemeroteca


ACTUALIDAD
EL JEFE DE HEMODINÁMICA DEL HOSPITAL GÓMEZ ULLA DE MADRID ANALIZA EL DISPOSITIVO DE BOSTON SCIENTIFIC
Dr. Ignacio Rada: “Watchman no es inferior a warfarina en la prevención del ictus, y reduce drásticamente la tasa de hemorragias”
“La implantación de este dispositivo es una salida muy buena para los pacientes que tienen riesgos embólicos y hemorrágicos”

El Dr. Ignacio Rada Martínez es responsable de la Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista del Hospital Gómez Ulla.

Eva Fariña / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
El Dr. Ignacio Rada Martínez, responsable de la Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista del Servicio de Cardiología del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla de Madrid, ha explicado para Publicación Médica de Cardiología su experiencia con el dispositivo Watchman, que comercializa Boston Scientific. Los organismos reguladores europeos han aprobado recientemente una ampliación de su indicación para el cierre de la orejuela auricular izquierda (OAI). La nueva indicación supone una opción terapéutica que reduce el ictus en los pacientes con fibrilación auricular que tienen contraindicada la warfarina y los nuevos anticoagulantes orales.

El Dr. Rada ha explicado que el dispositivo Watchman está asociado al cierre de la orejuela izquierda, puesto que “es el lugar donde en más del 90 por ciento de los casos se originan los trombos”. “Este procedimiento todavía no está muy extendido, pero creo que hay muchos pacientes potenciales y se llegará a hacer con una frecuencia alta”, ha añadido este especialista, quien confía en que su experiencia sirva para ayudar a otros profesionales: “Hay muchos médicos que no saben qué hacer con sus pacientes, sobre todo neurólogos y digestólogos. El ictus es muy frecuente, incluso con tasas de anticoagulación normal. Y los digestólogos se encuentran con hemorragias digestivas que no saben cómo tratar. Esta es una alternativa que puede resultar bastante válida para ellos”.

“Este dispositivo ofrece soluciones a pacientes que hasta ahora estaban desahuciados”.

La intervención, que se realiza en el laboratorio de Hemodinámica, “tiene algunas particularidades”, como ha explicado el Dr. Rada: “El implante de un dispositivo de estas características conlleva la realización de un cateterismo transeptal, que es el primer paso para alcanzar la orejuela”. Como en todas las intervenciones de este tipo, esta intervención también supone algún tipo de riesgo: “Por una parte, se puede producir la perforación cardiaca y el taponamiento cardiaco. Cuando realizamos el cateterismo transeptal es un momento crítico. El segundo riesgo que corre este procedimiento es el embolismo aéreo”.

Problemas con el tratamiento anticoagulante oral

En cuanto a la experiencia concreta del Hospital Gómez Ulla, el Dr. Rada ha explicado que en este centro ya se han atendido cuatro casos, de los cuales tres tenían hemorragias cerebrales, y otro, un ictus recidivante: “En estos casos es muy problemático reiniciar de nuevo a los pacientes el anticoagulante oral. La hemorragia cerebral produce una mortalidad diez veces mayor que la hemorragia que se da en otros sitios”.

Para estos pacientes está indicado el implante de Watchman: “La implantación de este dispositivo permite que no tomen anticoagulantes orales. Watchman no es inferior a warfarina en la prevención del ictus, pero, además, reduce drásticamente la tasa de hemorragias. Creemos que es una salida muy buena para los pacientes que tienen riesgos embólicos y hemorrágicos”.

“Watchman está indicado para pacientes con fibrilación auricular que tienen algún tipo de contraindicación para tomar anticoagulante oral”.

“Este procedimiento todavía no está muy extendido, pero creo que hay muchos pacientes potenciales y se llegará a hacer con una frecuencia alta”.

“En pacientes mayores también se valora la posibilidad
de indicar este procedimiento si las circunstancias
así lo aconsejan”.

 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com