Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 07 de noviembre de 2012   |  Número 61
Acceda a nuestra hemeroteca


XLVIII CONGRESO DE LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES SEC 2012
PRESENTACIÓN DE NUEVOS DATOS DEL ESTUDIO RECALCAR
La SEC pide la creación de redes asistenciales y la regionalización de los servicios
También reclama “una gestión sanitaria basada en la evidencia y no en los intereses políticos”

Redacción / Imagen: Sociedad Española de Cardiología. Sevilla
La Sociedad Española de Cardiología (SEC), en el marco de la XLVIII edición del Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares SEC 2012, ha presentado la segunda parte del estudio RECALCAR (Recursos y Calidad en Cardiología). Entre las conclusiones de este trabajo, el Dr. Vicente Bertomeu, presidente de la SEC y principal promotor del estudio, ha destacado la necesidad de crear “redes integrales de asistencia al síndrome coronario agudo que permitan un rápido acceso del paciente a centros en los que se le pueda practicar una angioplastia”.

Los Dres. Ángel Cequier (izq.), presidente del Comité Científico y del Comité Organizador del Congreso y vicepresidente de la SEC; Vicente Bertomeu, presidente de la SEC, y Manuel Lagares, presidente de la Sociedad Andaluza de Cardiología, durante la rueda de prensa de presentación del congreso.

El presidente de la SEC ha explicado que el objetivo de RECALCAR es “conocer los recursos y la calidad de las unidades de Cardiología de España para poder optimizar la asistencia a través de una mejor organización y gestión de los recursos”. “Los cardiólogos españoles demandamos que los datos de las Unidades de Cardiología de nuestro país ofrezcan información transparente que pueda ser auditable con el objetivo final de mejorar la gestión sanitaria. El estudio ofrece, por primera vez en España, datos independientes y fiables que permitirán a las autoridades sanitarias llevar a cabo una gestión sanitaria que evite duplicidades o servicios infrautilizados”, ha afirmado.

No hay escasez de recursos, sino déficit de organización asistencial

En la actualidad existen 229 unidades asistenciales del área de corazón (UAAC), de las que 124 han participado en el estudio, es decir, el 66 por ciento del total de camas instaladas en España. El presidente de la SEC ha indicado que “de los 50.000 infartos que se atienden cada año en los hospitales españoles, un siete por ciento de los pacientes no sobrevive, y un siete por ciento vuelve a ingresar en menos de un mes”. “Los resultados de RECALCAR demuestran que los principales problemas asistenciales a los que se enfrentan los pacientes cardiológicos no se deben a la escasez de recursos, pues estamos por encima de los criterios recomendados, sino que principalmente se debe a déficits de organización asistencial”, ha añadido.

Las desigualdades interterritoriales que existen en España se hacen evidentes cuando se realiza una comparativa entre UAAC, ya que el estudio ha revelado que existen notables diferencias, hasta un 50 por ciento, en la dotación de recursos, frecuentación, producción y calidad en la atención al paciente cardiológico, según los resultados de este informe. Un ejemplo de estas desigualdades es la tasa de angioplastias primarias que se realizan en cada comunidad autónoma. Las diferencias son de 1:4 y éstas sí pueden tener una relación directa con la probabilidad de supervivencia de los pacientes con infarto.

El Dr. Vicente Bertomeu, durante su intervención.

“Ante esta perspectiva, desde la SEC queremos lanzar un mensaje de urgencia a los servicios de salud de todas las comunidades autónomas para que desarrollen redes integrales de asistencia al síndrome coronario agudo que permitan un rápido acceso del paciente a centros en los que se le pueda practicar una angioplastia”, ha anunciado el presidente de la SEC.

El estudio RECALCAR, que se ha realizado gracias a una beca no condicionada de Menarini, hace una radiografía de la actividad en Cardiología en España, que puede resumirse en varios datos:

- El 13 por ciento del total de altas hospitalarias que se dieron en 2010, 613.670, son por causa cardiovascular. Las altas por esta causa son más frecuentes en hombres que en mujeres (15,7 vs. 10,8 por ciento)

- Las altas por causa cardiovascular ocasionaron casi cinco millones de estancias, lo que representa el 15,3 por ciento del total de estancias en los hospitales españoles

- Cada alta dada por un servicio de Cardiología tiene un coste medio de 4.912 euros, según datos del Conjunto Mínimo Básico de Datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

- El 59,7 por ciento de las UAAC dispone de una Unidad de Hemodinámica, y el 90,5 por ciento de las unidades que realizan angioplastia primaria tiene un equipo de guardia que permite atención las 24 horas. La tasa de intervencionismo en el registro de la SEC de 2010 se sitúa en 1.398 por millón de habitantes, y en 302 angioplastias por millón de habitantes.

- El 50 por ciento de estas unidades tiene una unidad de Electrofisiología, lo que permite realizar 450 estudios por millón de habitantes y año, así como 104 implantes de desfibriladores por millón de habitantes y año

- Respecto al perfil de los cardiólogos españoles, un estudio realizado por el Ministerio de Sanidad reveló que el 28 por ciento son mujeres, cifra menor a otras especialidades médicas en España, que son más jóvenes en comparación con otros colegas (el 44,6 por ciento son menores de 49 años), y que, al menos en el año 2010, el cien por cien de los residentes que habían terminado su formación disponían de empleo.

Vicente Bertomeu presenta el informe en el Congreso de la SEC.

En definitiva, “en relación con la implantación de buenas prácticas de gestión y calidad, aunque la situación es aceptable, se debe hacer un esfuerzo en la creación de redes  asistenciales, la regionalización de los servicios y la implantación de sistemas de gestión por procesos”, ha afirmado el Dr. Bertomeu.

Prevalencia de la enfermedad cardiovascular y de los factores de riesgo

Finalmente, en cuanto a la incidencia de la enfermedad cardiovascular en España, los expertos han destacado que existe una disminución de la mortalidad respecto a los últimos años. Así, mientras que en 1992 suponía el 40 por ciento de las defunciones, actualmente el índice es del 31,2 por ciento, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, que hacen referencia al año 2010.

“Aunque cada vez existe un mejor diagnóstico y tratamiento de la enfermedad cardiovascular, lo que ha provocado esta paulatina disminución de la mortalidad, se está observando un progresivo incremento de la presencia de los principales factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular en la población, como el tabaquismo, la hipertensión, el colesterol elevado, la diabetes, y la obesidad; por ello, no podemos ser optimistas, ya que aumentará la incidencia de nuevos casos y el coste sanitario se disparará exponencialmente si no se implementan medidas eficaces de prevención”, ha destacado el Dr. Bertomeu.

Así, el consumo del tabaco se cifra en el 30 por ciento de los hombres de entre 35 y 74 años, y en el 20 por ciento de las mujeres de este rango de edad, aunque los últimos datos de la Encuesta Nacional de Salud muestran que en edades más jóvenes es la mujer la que más fuma. Por lo que respecta a la hipertensión arterial, es de casi el 50 por ciento en mayores de 35 años, y se da en dos de cada tres españoles mayores de 65 años. Por su parte, la dislipemia se da en el 20 por ciento de la población adulta española y en el 40 por ciento de las personas de entre 35 y 74 años. Asimismo, la diabetes afecta al 13,8 por ciento de la población, y otro 14,8 por ciento adicional presenta alguna alteración en el metabolismo hidrocarbonado (glucemia basal alterada y respuesta alterada al test de tolerancia a la glucosa). En la población mayor de 60 años, las cifras de diabéticos se disparan, puesto que afecta al 40 por ciento de los hombres y al 30 por ciento de las mujeres. Finalmente, el 15,6 por ciento de los adultos españoles y el 8,9 de la población infantil presentan obesidad. “Esta alta prevalencia de los factores de riesgo clásicos de la enfermedad cardiovascular hace que, además de mejorar la organización sanitaria de nuestro país, también sea necesario realizar más campañas de prevención y concienciación entre la población española”, ha concluido el Dr. Bertomeu.

Pinche aquí para ver la entrevista con el Dr. Vicente Bertomeu.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com