Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 22 de noviembre de 2012   |  Número 62
Acceda a nuestra hemeroteca


CARDIOLOGÍA AUTONÓMICA
INTERVENCIÓN DEL SERVICIO DE CIRUGÍA CARDIACA
La Clínica de Navarra realiza el tercer trasplante de corazón en un mismo paciente
Un riojano de 52 años ha necesitado sendos implantes en 1990, 2003 y 2012

Redacción / Foto: Villar López. Pamplona
Un equipo de cirujanos cardiacos de la Clínica Universidad de Navarra realizó el pasado 24 de mayo el tercer trasplante de corazón en un mismo paciente. Se trata de un riojano de 52 años, derivado por el Sistema Riojano de Salud, a quien por diferentes motivos médicos ha sido necesario realizarle tres trasplantes cardiacos: el primero, en 1990; el segundo, en 2003, y el tercero, el pasado mes de mayo.

De pie y de izda. a dcha., Paz Pau, enfermera perfusionista; los Dres. Ramón Lecumberri, del Servicio de Hematología, y Gregorio Rábago, del Servicio de Cirugía Cardiaca; Pilar Zudaire, enfermera instrumentista; la Dra. María José Iribarren, del Servicio de Anestesia; las enfermeras Sara Fernández, perfusionista, y María Fernández, instrumentista; los Dres. Cristina Moreno, del Laboratorio de Inmunología; Rafael Hernández Estefanía, del Servicio de Cirugía Cardiaca, y Salomé Larrayoz, enfermera perfusionista. En la primera fila, de izq. a dcha., el Dr. Cisse Mbongo, del Servicio de Anestesia; el paciente Juan Vicente del Álamo y su esposa, Ani Nicolás; la auxiliar Constantina Rodríguez y la enfermera coordinadora de Trasplantes, Montserrat Llorente.

Después de esta última intervención, el paciente mantiene una evolución satisfactoria de su salud. Actualmente, las revisiones periódicas verifican una mejoría gradual, de forma que el receptor ya ha vuelto a retomar su actividad diaria normal, según ha destacado el Dr. Gregorio Rábago, director del Servicio de Cirugía Cardiaca de la Clínica Universidad de Navarra, quién lideró la intervención quirúrgica en la que se le practicó su tercer trasplante cardiaco. Como curiosidad, cabe destacar que desde que recibió su primer corazón, el paciente ha sido ocho veces campeón de Europa de Tenis para trasplantados y una vez subcampeón mundial en Japón.

El equipo médico que le asistió durante la operación estuvo integrado, además, por los Dres. Rafael Hernández Estefanía, especialista del Servicio de Cirugía Cardiaca; Lukasz Karol Grochowicz, especialista del Servicio de Cirugía Vascular; María Josefa Iribarren y Cisse Mbongo, ambos especialistas del Departamento de Anestesia.

Tres cirujanos, dos anestesistas y tres enfermeras

La cirugía se desarrolló durante diez horas, y en ella intervino un equipo de tres cirujanos, dos anestesistas y tres enfermeras especializadas. La recuperación en la Unidad de Cuidados Intensivos se prolongó por espacio de diez días. El caso de este paciente riojano constituye “una de las primeras y raras ocasiones en España en la que se ha sometido a una persona a un tercer trasplante cardiaco”, según han explicado desde la Clínica. “Existen contados casos en el mundo, ya que las indicaciones son muy estrictas a la hora de realizar un tercer e, incluso, un cuarto retrasplante”, ha precisado el Dr. Rábago.

No ocurre lo mismo en el caso de los trasplantes renales, una intervención en la que se ha llegado a trasplantar tres y cuatro veces el riñón a un mismo paciente, operaciones de las que en la Clínica se han realizado 13 en los últimos 25 años. Según ha explicado el Dr. Rábago, las causas que motivaron el tercer trasplante cardiaco en este paciente residieron “en una reacción inmunológica de rechazo del organismo del receptor contra el segundo órgano trasplantado, en la que muy posiblemente estarían implicados factores inmunológicos surgidos a raíz del primer corazón implantado”. En los estudios previos al trasplante, los especialistas encontraron una tasa muy alta de anticuerpos como reacción del sistema inmune del paciente. “Presentaba índices elevadísimos de anticuerpos anti-HLA, circunstancia que podría explicar el mal funcionamiento de su corazón", ha indicado.

España, primer país del mundo en donación de órganos

Este hallazgo complicaba "significativamente" la posibilidad de realizar un nuevo trasplante, tal y como habían previsto los especialistas de la Clínica. "Con esa tasa de anticuerpos no se le podía retrasplantar. Teníamos un serio problema, ya que cualquier otro injerto resultaría rechazado por el organismo del paciente", ha subrayado el cirujano cardiaco. Sin embargo, "tras varios meses y mucho esfuerzo conseguimos disminuir los niveles de anticuerpos a unos niveles adecuados como para poder garantizar el éxito del trasplante evitando un rechazo agudo del injerto", ha añadido.

Este especialista ha considerado el retrasplante cardiaco "una opción terapéutica aceptada por todos los grupos nacionales e internacionales de trasplantes para casos muy concretos", y ha señalado que "afortunadamente, España es el primer país del mundo en donación de órganos, gracias a la generosidad de sus ciudadanos y al excelente trabajo de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), lo que permite mantener programas de trasplante con resultados excelentes y realizar este tipo de operaciones cardiacas con éxito".

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com