Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 16 de enero de 2013   |  Número 65
Acceda a nuestra hemeroteca


CARDIOLOGÍA AUTONÓMICA
PARA PACIENTES QUE HAN PADECIDO UN SÍNDROME CORONARIO AGUDO
El Hospital Regional de Málaga abre una Unidad de Rehabilitación Cardiaca
El equipo multidisciplinar está formado por un cardiólogo, un médico rehabilitador, una fisioterapeuta y una enfermera

Redacción. Málaga
El Hospital Regional de Málaga cuenta con una Unidad de Rehabilitación Cardiaca ubicada en el Hospital Civil para personas que han padecido un síndrome coronario agudo (infarto de miocardio o angina de pecho inestable aguda). Entre octubre y diciembre de 2012, un total de 18 pacientes han iniciado un programa de rehabilitación cardiaca que se desarrolla en el hospital durante dos meses y medio, dirigido por las unidades de gestión clínica del Corazón y Enfermedades Vasculares y Rehabilitación, en el que también participan profesionales de las unidades de gestión clínica de Endocrinología y Nutrición, y Salud Mental. Su principal objetivo es conseguir que estas personas recuperen una condición física y psicológica que les permita reincorporarse a sus actividades diarias.

Profesionales del equipo de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca, con los directores de las unidades de gestión clínica de Rehabilitación y Corazón y Enfermedades Vasculares, los Dres. Marina Tirado y Manuel de Mora (a la derecha de la imagen); el cardiólogo Javier Mora, la auxiliar de enfermería Ana Sánchez; la enfermera Josefina Soto y la fisioterapeuta Francisca Fernández.

Las personas que se incorporan al programa de rehabilitación han estado hospitalizadas tras sufrir un síndrome coronario agudo. Durante su estancia en planta de hospitalización, reciben educación sanitaria por parte de un cardiólogo y personal de enfermería, quienes seleccionan a los pacientes que, por su situación clínica, pueden y desean beneficiarse del programa. Tras esta valoración, los pacientes realizan una prueba de esfuerzo para adaptar el programa a su nivel de riesgo cardiovascular.

El equipo multidisciplinar está formado por un cardiólogo, un médico rehabilitador, una fisioterapeuta y una enfermera, que dirigen el programa de ejercicios y entrenamiento, durante el cual se monitoriza la frecuencia cardiaca y la actividad del corazón con un electrocardiograma. Cada sesión se desarrolla durante una hora y media, tres veces por semana. Para ello, el hospital ha adquirido nuevos equipos especiales, como bicicletas ergométricas y tapiz rodante conectados a una central de monitorización cardiovascular.

Esto se refuerza con charlas a los pacientes sobre control de factores de riesgo cardiovascular, consejo dietético y apoyo psicológico ofrecidas a los pacientes una vez a la semana por los profesionales del equipo, más un endocrinólogo y un psicólogo, con el objetivo de fomentar hábitos de vida cardiosaludables y prevenir una posible recaída, aminorando miedos e incertidumbre.

Durante el programa, los profesionales trasladan a los pacientes la importancia que supone para su rehabilitación el abandono o la mejora de los factores de riesgo (diabetes, obesidad, hipertensión arterial, dislipemia, tabaquismo, entre otros), así como la importancia de cumplir el tratamiento terapéutico, con el fin de prevenir una posible recaída. Entre las ventajas de los programas de rehabilitación cardiaca, destaca la mejora significativa de la calidad de vida a nivel físico y psicológico, la reincorporación a la actividad laboral en un elevado porcentaje de pacientes y la mejora en la supervivencia a medio y largo plazo, así como la disminución de los reingresos hospitalarios por un nuevo episodio coronario.

Plan Integral de Cardiopatías de la Consejería de Salud

Unos 600 pacientes, con una media de edad cercana a los 65 años, ingresan al año en el Hospital Regional de Málaga con el diagnóstico de síndrome coronario agudo. La mejora de las técnicas de hemodinámica para recuperar la actividad coronaria y la implantación de programas de rehabilitación cardiaca mejoran la funcionalidad del corazón tras un episodio y permiten realizar las actividades de la vida diaria de forma más cómoda. El Programa de Rehabilitación Cardiaca desarrollado en el Hospital Regional de Málaga sigue las líneas marcadas por el Plan Integral de Cardiopatías de la Consejería de Salud, en el que se aboga porque los pacientes con patología coronaria hospitalizados tengan la posibilidad de integrarse en una actividad de este tipo. De esta forma se trata de que los pacientes reciban las herramientas oportunas para la identificación y el control de los factores de riesgo y actúen de forma activa en la prevención de una recaída.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com