Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 22 de noviembre de 2012   |  Número 62
Acceda a nuestra hemeroteca


CARDIOLOGÍA AUTONÓMICA
REALIZADO EN LA CLÍNICA JUANEDA DE PALMA
Baleares implanta un stent farmacoactivo para arterias de miembros inferiores
El Dr. Jaume Julià explica que los vasos sanguíneos que se encuentran por debajo de la rodilla son más difíciles de tratar porque miden 3 mm.

Redacción. Palma de Mallorca
El tratamiento habitual para la obstrucción de los miembros inferiores es la implantación de un stent sin fármaco; sin embargo, el procedimiento no puede ofrecer resultados óptimos por culpa de la reestenosis. Esto exige la repetición de los tratamientos y no detiene la progresión de la enfermedad, lo que conduce a la gangrena y, finalmente, a la amputación de los miembros dañados, según han informado especialistas de la Clínica Juaneda, que han solucionado este problema implantando un novedoso stent recubierto de fármaco en la arteria afectada de un paciente, reduciendo así la tasa de repetición de las posibles intervenciones.

A la izqda., el dispositivo implantado. A la dcha., el Dr. Jaume Julià, cirujano vascular de Red Asistencial Juaneda, junto con parte del equipo que le acompañó en la intervención.

Este stent supone una noticia “alentadora” para los pacientes con isquemia crítica de las piernas, según ha destacado el Dr. Jaume Julià, cirujano vascular de Red Asistencial Juaneda, quien ha explicado que “los pequeños vasos sanguíneos que se encuentran por debajo de la rodilla son más difíciles de tratar debido a su tamaño (tres milímetros), y son más propensos a volver a bloquearse que los vasos más grandes. La utilización de stents recubiertos de fármacos en las pequeñas arterias de la pierna podría ayudar significativamente a su cuidado”.

“Los medicamentos con los que se recubre este stent son una posible solución a las limitaciones del tratamiento con los stents convencionales que teníamos hasta ahora", ha añadido. El procedimiento consiste en una angioplastia para abrir un vaso sanguíneo obstruido, a continuación se coloca un stent que libera fármacos durante varias semanas capaces de evitar la reestenosis. Este stent farmacoactivo certifica una mayor permeabilidad, reduce la reestenosis de los vasos y, por tanto, evita la repetición de la angioplastia.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com