Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 31 de enero de 2013   |  Número 66
Acceda a nuestra hemeroteca


ACTUALIDAD
SEGÚN LOS EXPERTOS PARTICIPANTES EN UN SIMPOSIO ACREDITADO POR LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DEL CORAZÓN
La investigación en técnicas de imagen cardiaca crecerá un 15 por ciento en 2013
El ecocardiograma, la resonancia magnética cardiaca y el TAC multicorte, los que más han evolucionado en los últimos tiempos

Redacción. Madrid
La rápida evolución de las técnicas de imagen cardiaca y su aplicación en la práctica clínica han destacado durante los últimos años en el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares. El trabajo conjunto y la coordinación de radiólogos y cardiólogos se hace cada vez más patente, y un ejemplo es el Simposio Internacional: los retos de la imagen cardiaca del siglo XXI, organizado en Madrid por la Fundación Ramón Areces, y que cuenta con la acreditación de de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la Asociación Española de Imagen Cardiaca (AEIC) y la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM).

El Dr. Vicente Bertomeu, presidente de la SEC, durante la sesión en la que actuaba como moderador, junto con el Dr. Miguel Ángel García-Fernández, vicesecretario de la SEC; la Dra. Ángeles Franco, radióloga de la Fundación Jiménez Díaz, y el Dr. Guillermo Pons Lladó, cardiólogo del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

El Dr. Miguel Ángel García-Fernández, vicesecretario de la SEC y miembro del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, es el coordinador del simposio, junto con la Dra. Ángeles Franco, de la Fundación Jiménez Díaz. Según el Dr. García-Fernández, “las enfermedades cardiovasculares siguen posicionándose como la primera causa de mortalidad en España”. “La posibilidad de obtener un diagnóstico más preciso, y especialmente no invasivo, como es el empleo de técnicas de imagen cardiaca, ha hecho que esta especialidad crezca de forma exponencial en los últimos años”, ha destacado. “Un ejemplo de la importancia que el sector médico le está otorgando a estas técnicas es que fueron elegidas por los editores de la revista New England Journal of Medicine como uno de los diez avances más importantes de la medicina en el último milenio”, ha proseguido este especialista.

La imagen cardiaca, herramienta esencial en el diagnóstico y tratamiento

Entre los principales avances que se han obtenido durante los últimos años, los expertos han destacado tres: el ecocardiograma, la resonancia magnética y el TAC multicorte. El ecocardiograma es el pilar sobre el que se sustenta esta especialidad, ya que ofrece de forma rápida, eficaz, barata y no invasiva, una imagen en movimiento del corazón gracias al ultrasonido, lo que permite obtener información exacta sobre su forma, tamaño, función, fuerza del corazón, movimiento y grosor de sus paredes y el funcionamiento de sus válvulas. “Además, esta técnica es la más extendida, más económica y, sin duda, en la que tenemos más experiencia”, ha informado el Dr. García-Fernández.

Raimundo Pérez-Hernández, director de la Fundación Ramón Areces;
la Dra. Ángeles Franco, radióloga de la Fundación Jiménez Díaz; el Dr. Valentín Fuster, director del CNIC, y el Dr. Miguel Ángel García-Fernández, vicesecretario de la Sociedad Española de Cardiología.

La resonancia magnética cardiaca tiene la ventaja, al igual que los ultrasonidos, de no utilizar radiación ionizante. Su aportación básica a la Cardiología es la detección de zonas de infarto y viabilidad miocárdica. Sin duda, es la técnica más sensible para detectar las áreas de infarto, incluso el infarto silente que puede pasar desapercibido por el resto de las técnicas, incluida la electrocardiografía. Finalmente, la tomografía axial computarizada (TAC) multicorte de baja radiación es una nueva técnica que permite diagnosticar precozmente la enfermedad coronaria, y evita hasta un 25 por ciento de los estudios coroniográficos que se hacen en la actualidad (120.000 en España).

El papel de la crisis económica en el desarrollo de las técnicas de imagen

Durante la reunión, los expertos también han debatido sobre el papel que está teniendo la crisis en el desarrollo de las técnicas de imagen cardiaca. Así, consideran que la investigación en este campo crecerá un 15 por ciento este año, un crecimiento mucho mayor que el que obtendrá cualquier otro tipo de procedimiento médico. “Aunque la investigación seguirá desarrollándose, no podremos aplicar con tanta rapidez las nuevas técnicas en los hospitales, ya que la mayoría de los avances van asociados a una evolución tecnológica que implica un alto coste. Por lo tanto, los hospitales se deben enfrentar al reto de mejorar su gestión”, ha afirmado el Dr. García-Fernández.

Precisamente el Dr. Vicente Bertomeu, presidente de la SEC, ha participado en una sesión sobre la gestión de la práctica clínica: “En la situación de crisis en la que nos encontramos inmersos, es importante que nos replanteemos el modelo de gestión que estamos aplicando, ya que debemos ser más eficaces con menos recursos”. “Si analizamos cómo se organizan los equipos de Cardiología en otros países, observamos que el técnico de imagen es una figura que cobra mucha importancia, porque puede realizar ecocardiogramas rutinarios, lo que permite que el cardiólogo realice técnicas más complejas. Esta figura es prácticamente inexistente en nuestro país, por lo que deberíamos apostar por formar a más técnicos en esta área”. Por otra parte, ha añadido, “el trabajo junto con radiólogos permitirá optimizar equipos de alta tecnología y elevado precio como el TAC y la resonancia magnética molecular y así reducir costes. Hay que determinar qué técnica realizar a cada paciente y quién debe realizarla, para evitar duplicidades e ineficiencias”, ha asegurado el Dr. Bertomeu.

En el simposio también ha intervenido el Dr. Valentín Fuster, director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), quien ha expuesto los resultados de un trabajo pionero, puesto en marcha por sus grupos, y que se ha centrado en la detección de las placas en riesgo mediante técnicas de imagen. El trabajo ha mostrado que, aunque queda camino por recorrer, se está cada vez más cerca de comprender con técnicas de imagen los mecanismos básicos de la enfermedad coronaria y sus complicaciones. También han colaborado el Dr. Eike Nagel, jefe del Departamento de Imagen Cardiaca del King’s College London; el Dr. Jeroen Bax, vicepresidente de la European Society of Cardiology (ESC), y el Dr. Guillermo Pons Lladó, especialista en imagen del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, entre otros.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com