Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 07 de noviembre de 2012   |  Número 61
Acceda a nuestra hemeroteca


ACTUALIDAD
SEGÚN EL REGISTRO EUROHEART II DE LA EUROPEAN HEART NETWORK
El colesterol elevado es el responsable del 60% de las enfermedades cardiovasculares
El 56 por ciento de españoles mayores de 25 años tiene un valor por encima de 200 mg/dl

Redacción. Madrid
La Sociedad Española de Cardiología (SEC) advierte de que el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular está directamente relacionado con los niveles de colesterol total en sangre. A pesar de esta evidencia científica, el 56,1 por ciento de los españoles de más de 25 años (58,9 por ciento de los hombres y 52,9 por ciento de las mujeres) tiene el colesterol elevado, según datos de la recién publicada EuroHeart II, la Estadística de la Enfermedad Cardiovascular en Europa, impulsada por la European Heart Network (EHN). El informe también revela que el 16,4 por ciento de los españoles tiene valores considerados muy altos, por encima de los 240 mg/dl, pacientes a los que se les recomienda un tratamiento inmediato. Controlar los niveles de colesterol es fundamental para preservar la salud, ya que este lípido es el responsable del 8 por ciento de toda la carga de enfermedades de los países desarrollados, del 60 por ciento de las enfermedades de corazón y del 40 por ciento de los infartos cerebrales.

Dr. Alberto Cordero, miembro de la SEC y especialista del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario San Juan de Alicante.

Los valores más altos de colesterol total se han observado en los países del norte y oeste de Europa y los más bajos, en los países del este, procedentes de la extinta Unión Soviética. Así, entre los que tienen la prevalencia más alta de exceso de colesterol figuran Islandia (casi el 70 por ciento de la población), Luxemburgo (66,9), Andorra (67,1) Alemania (65,6), Dinamarca (65,2) e Irlanda (62,6). Entre los que las tienen más bajas figuran Tayikistán (24 por ciento), Uzbekistán (26,8), Kirguizistán (30), Azerbaiyán (34,8), Turkmenistán (35,1), República de Moldavia (36,5) y Georgia (37,1).

Aunque, en conjunto, los niveles de colesterol de todos los países europeos han bajado entre 1980 y 2008, salvo en Polonia, la finalización de las cartillas de racionamiento en los países del este, el aumento del poder adquisitivo de la población en estos países y, por lo tanto, las opciones de consumir más productos con grasas animales amenazan con elevar la prevalencia de valores elevados de colesterol en los próximos años y la incidencia de las enfermedades cardiovasculares. En cambio, los países del norte, que partían de una situación más desfavorable, han reducido la incidencia de enfermedades cardiovasculares un 15 por ciento en los últimos años.

Hábitos de alimentación y alteraciones genéticas

El Dr. Alberto Cordero, miembro de la SEC y cardiólogo del Hospital San Juan de Alicante, ha explicado que estos datos “reflejan el hecho de que existen diferencias claras en los hábitos de alimentación y actividad física entre los países integrantes de la Unión Europea, sin menospreciar la influencia que tienen diferentes formas de alteraciones genéticas en el metabolismo de colesterol que son bastante frecuentes en los países mediterráneos”, explica

”En las últimas décadas se ha experimentado un avance en el control de la hipercolesterolemia debido, fundamentalmente, a la disponibilidad de fármacos muy eficaces, seguros y bien tolerados para reducir de forma muy importante los niveles de colesterol. Algunos estudios nacionales han puesto de manifiesto que la hipercolesterolemia es uno de los principales determinantes de la aparición de infarto agudo de miocardio en España, que sigue siendo la primera causa de muerte, aunque con una incidencia sensiblemente inferior a la del resto de países europeos. Por el contrario, algunos de estos, como Suecia, Alemania o Inglaterra, pusieron en marcha iniciativas, hace más de una década, para concienciar a la población e incentivar a los médicos en relación al control del colesterol. Sin embargo, las iniciativas en España han sido más tímidas y con menor calado pero no deberían abandonarse”, ha aclarado el doctor Cordero.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com