Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 28 de enero de 2011   |  Número 25
Acceda a nuestra hemeroteca


 

actualidad
resultados de dos ESTUDIOS PUBLICADOS EN REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA
Los profesionales de la salud alertan del “preocupante” aumento de la inactividad física
La proporción de personas que no realiza ningún ejercicio en su tiempo libre ha aumentado drásticamente

Redacción. Madrid
La práctica de actividad física está directamente relacionada con la salud, la esperanza de vida y la calidad de ésta, aunque los nuevos estilos de vida no las fomentan; por ello, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) recomienda concienciar a la población sobre la importancia de su práctica. Así lo demuestran dos estudios publicados en la última edición de Revista Española de Cardiología (REC), que ponen de manifiesto el preocupante descenso en el nivel de actividad física en la Comunidad de Madrid, y el aumento de la obesidad en Castilla y León, datos que probablemente se podrían extrapolar al resto del país.

Según el estudio “Tendencias de actividad física en tiempo libre y en el trabajo en la Comunidad de Madrid, 1995-2008”, que se ha elaborado mediante los datos obtenidos de una muestra representativa de 28.084 personas, la inactividad física ha aumentado entre 1995 y 2008, principalmente por una disminución de la actividad física de baja y moderada intensidad, que se ha acompañado de una reducción de la actividad física realizada durante el trabajo.

Dicho estudio, que examina las tendencias en el gasto de energía en actividad física en tiempo libre y en la actividad física en el trabajo, presenta interesantes datos, como el hecho de que durante el periodo estudiado se ha reducido el equivalente a una hora de caminar a la semana. Este descenso del gasto de energía podría suponer que una persona de 60 kg gane un kg de peso durante el periodo estudiado. El estudio indica, además, que ha aumentado la proporción de personas que no realizan ninguna actividad física en su tiempo libre, y que las que sí acostumbraban a practicar algún tipo de actividad han reducido la cantidad de la misma.

Más obesidad en Madrid en las dos últimas décadas

Iñaki Galán, uno de los autores del estudio y epidemiólogo del Centro Nacional de Epidemiología, ha explicado que “las personas físicamente activas tienen menos riesgo de ganar peso con el tiempo que las que no lo son, por lo que es un factor esencial para mantenerlo estable”. “Nuestros resultados son de especial importancia por el gran aumento de la prevalencia de sobrepeso y obesidad en la Comunidad de Madrid en las últimas dos décadas”, ha añadido.

Según los últimos datos de la Encuesta Europea de Salud de 2009, publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), unos seis millones de españoles mayores de 18 años (un 16 por ciento) tienen problemas de obesidad. Asimismo, ha habido un crecimiento de un 2 por ciento respecto al último año. En referencia al sobrepeso, se calcula que alrededor del 40 por ciento de la población adulta sufre exceso de peso.

Los datos facilitados por la Comunidad de Madrid indican que más del 60 por ciento de la población de esta comunidad tiene un peso superior al adecuado. En el caso de los menores de edad, un 13 por ciento padece sobrepeso, un 12 por ciento sufre obesidad y un 0,1 por ciento es obeso mórbido. Iñaki Galán considera “necesario desarrollar estrategias efectivas de promoción de la actividad física y prevención del sedentarismo, dirigidas al conjunto de la población, que incluyan actividad física no deportiva”.

Disminuye la esperanza y la calidad de vida

La obesidad incrementa la mortalidad y disminuye la esperanza y la calidad de vida, especialmente en adultos jóvenes. Además de la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, las hiperlipemias y el hábito de fumar, se reconoce la influencia que el exceso de peso puede tener en el incremento de la enfermedad cardiovascular isquémica, de manera directa o interaccionando con otros factores de riesgo.

Otro estudio recientemente publicado en REC, “Patrón epidemiológico de la obesidad en Castilla y León y su relación con otros factores de riesgo de enfermedad cardiovascular”, pone de manifiesto que en dicha comunidad, casi la mitad de los varones y un tercio de las mujeres presenta sobrepeso y una de cada cinco personas es obesa.

Dicho estudio, que forma parte de otro más grande planificado desde el Observatorio de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, ha sido realizado por médicos de Atención Primaria entre 4.012 pacientes. Este trabajo, que analiza la obesidad en la población de Castilla y León mayor de 15 años y su asociación con otros factores de riesgo cardiovascular, pone de manifiesto que hay una fuerte asociación de la obesidad con la hipertensión arterial y la diabetes mellitus y, en menor grado, con la hipercolesterolemia.

Para Salvador Escribano García, uno de los autores del estudio y médico de Atención Primaria del Centro de Salud de Cuéllar, en Segovia, “la alta prevalencia de la obesidad podría relacionarse con el hecho de que ni la población ni los profesionales de la salud consideren la obesidad como una enfermedad, sino un factor de riesgo de límites imprecisos más relacionados con la estética que con las medidas antropométricas”.

El ejercicio ayuda a liberar tensiones por la secreción de adrenalina

Los expertos quieren concienciar a la población de que la práctica de actividad física reduce el colesterol LDL y aumenta el colesterol HDL; con él, se disminuye la presión arterial y la frecuencia cardiaca, y se mejora la acción de la insulina, reduciendo así el riesgo de presentar diabetes. La actividad física ayuda, además, a liberar tensiones y mejora el manejo del estrés debido a la secreción de adrenalina que el deporte provoca.

La Sociedad Española de Cardiología recomienda practicar ejercicio de forma regular, ya que es un buen método para combatir la mayoría de los factores de riesgo relacionados con las enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en España. Es imprescindible que la población tenga presente este hecho y actúe en consecuencia, haciendo ejercicio de forma moderaba y bajo control médico.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com